Cadenas productivas impulsan a proveedores

Foto: Especial

Flujo de efectivo, uno de los obstáculos para el desarrollo de mipymes

Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) son un protagonista vital de la economía nacional. En los últimos años, México ha establecido acuerdos comerciales importantes tanto nacionales como internacionales que lo posicionan en un lugar privilegiado.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el país existen aproximadamente 4 millones 15 mil unidades empresariales, de las cuales 99.8% son mipymes, que generan 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y 72% del empleo en el país. Derivado de su importancia como unidades generadoras de empleos y de la producción nacional se han convertido en un eslabón para el crecimiento de México, sin embargo, en términos estadísticos, su promedio de vida es de 4 años.

Existen diversos factores que contribuyen al fracaso de las mipymes, los más recurrentes son la falta de financiamiento y sus frecuentes problemas con el flujo de efectivo. En la actualidad, se tienen esquemas que contribuyen a mejorar el entorno económico y a apoyarlas directamente para obtener financiamiento blando y mejorar sus deficiencias en el manejo del flujo de efectivo.

Liquidez y Programa Cadenas Productivas

Uno de los esquemas que tiene implementado el Gobierno a través de Nacional Financiera (Nafinsa) como banca de desarrollo, es el denominado Cadenas Productivas; en términos generales, un programa integral para el desarrollo de proveedores de grandes empresas, dependencias o entidades del gobierno federal, gobiernos estatales y municipales, mediante el cual obtienen liquidez sobre sus cuentas por cobrar, al contar con la posibilidad de operarlos en factoraje sin necesidad de esperar la fecha de vencimiento de los mismos, permitiéndoles tener mayor liquidez para la operación de su negocio. Además, tienen acceso a herramientas que les permiten incrementar su competitividad por medio de cursos de capacitación y asistencia técnica.

En otras palabras, este programa permite a las mipymes anticipar el cobro de sus cuentas por cobrar de manera electrónica, mediante una operación de factoraje a través de una red de intermediarios financieros incorporados. Los beneficios palpables al incorporarse a este modelo son:

  • Liquidez inmediata.
  • Reducción de costos y/o gastos administrativos de cobranza.
  • Certidumbre sobre la veracidad de las cuentas por cobrar que se tengan.
  • Acceso a capacitación y asistencia técnica.
  • Participan en el programa Compras del Gobierno.

Los requisitos para incorporarse como proveedor del programa Cadenas Productivas consisten en: ser una empresa o persona física con actividad empresarial legalmente constituida y ser proveedor de una empresa de primer orden, de una dependencia o entidad gubernamental incorporada al programa, así como ser referenciado por su comprador para ser incorporado.

El proceso de afiliación al programa de Cadenas Productivas inicia cuando la empresa de primer orden o dependencia gubernamental proporcionan a Nafinsa su base de proveedores susceptibles de descuento electrónico; ésta registra la base e inicia la campaña de afiliación. Por su parte, el proveedor firma el convenio de adhesión a Cadenas Productivas y entrega a Nafinsa información de afiliación para descuento electrónico, quien a su vez otorga la clave de acceso y contraseña para realizar las operaciones.

La documentación que se deberá entregar para tramitar el registro depende de la personalidad jurídica que se tenga, bajo este criterio, si eres una persona moral se deberá proporcionar:

  1. Copia simple del acta constitutiva de la compañía, verificando que esté completa y legible en todas sus hojas.
  2. Verificar que el acta constitutiva esté debidamente inscrita en el Registro Público de la Propiedad y Comercio, de forma completa y legible en todas sus hojas.
  3. Copia simple de la escritura de reformas a los estatutos de la compañía, verificando que esté completa y legible en todas sus hojas, si es que los hubiera.
  4. Cambios de razón social, fusiones, cambios de administración, etc.
  5. Copia simple de la escritura pública en donde se le confieren poderes y facultades al representante legal para actos de dominio. Dicho documento también debe estar inscrito en el Registro Público de la Propiedad y Comercio.
  6. Comprobante de domicilio fiscal con vigencia no mayor a dos meses (agua, luz, teléfono fijo y predio).
  7. El comprobante de domicilio debe estar a nombre de la persona física, en caso de no ser así, adjuntar contrato de arrendamiento o comodato.
  8. Identificación oficial vigente del representante legal para actos dominio, credencial de elector, pasaporte vigente o FM2 en el caso de extranjeros. La firma deberá coincidir con la del convenio.
  9. Alta en Hacienda, así como sus modificaciones en su caso.
  10. Cédula del Registro Federal de Contribuyentes (RFC).
  11. Formato R-1 o R-2, en caso de haber cambios de situación fiscal.
  12. Estado de cuenta bancario en donde se depositarán los recursos, especificando sucursal, plaza y clave interbancaria con vigencia no mayor a dos meses.

Si eres una persona física con actividad empresarial, la documentación que se deberá proporcionar es la siguiente:

  1. Comprobante de domicilio fiscal con vigencia no mayor a dos meses (agua, luz, teléfono fijo y predio).
  2. El comprobante de domicilio debe estar a nombre de la persona física, en caso de no ser así, adjuntar contrato de arrendamiento o comodato.
  3. Identificación oficial vigente, credencial de elector, pasaporte vigente o FM2 en el caso de extranjeros.
  4. Alta en hacienda, así como sus modificaciones en su caso.
  5. Formato R-1 o R-2 en caso de haber cambios de situación fiscal.

Como se puede observar, este esquema permite a las mipymes cobrar de inmediato y obtener liquidez necesaria para crecer o invertir sin la necesidad de esperar los plazos de crédito que se estipulan comercialmente. El programa de Cadena Productivas cumple con el propósito de crear las condiciones que contribuyan al establecimiento, crecimiento y consolidación de las mipymes.

*El autor es presidente de la Comisión de Desarrollo Finanzas y Sistema Financiero del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM)

[email protected]

CRÉDITO: 
C.P.C. Parménides Lozano Rodríguez*