La agroindustria, ¿empresa tractora?

Foto: Cortesía

La agroindustria es un sector muy dinámico en la producción de alimentos

De acuerdo con México Emprende, una empresa tractora es aquella que fomenta el crecimiento y desarrollo económico a nivel macro, representa un mercado fundamental para las pequeñas y medianas empresas y genera actividad económica incluso a nivel global.

La agroindustria es un concepto amplio que incluye a empresas que realizan desde el acondicionamiento, selección y empaque de los productos agropecuarios, pesqueros y forestales, hasta las que realizan procesos químicos complejos como el de la celulosa.

La función de estas empresas es muy importante pues cierran la brecha entre la producción primaria y el momento en que el producto está listo para la entrega al consumidor final.

En México, la agroindustria es un sector muy dinámico en la producción de alimentos, agrega valor a los productos primarios, adecuándolos a las necesidades y expectativas del consumidor con estrategias innovadoras, por ejemplo, agregando vitaminas, calcio, utilizando envases prácticos, y desde luego incorporando amplios servicios de tipo logístico y tecnológico para facilitar el mercadeo. También es una fuente de exportación de productos y generación de divisas.

En una agroindustria, la provisión de materia prima es estacional, es decir, la disponibilidad sólo es en una temporada del año.

Lo anterior implica un desequilibrio entre la oferta y la demanda, requiriendo excelente administración de inventarios.

Por las características biológicas de la materia prima, ésta es variable en cantidad y calidad, pues su producción está sujeta a cambios meteorológicos entre muchos otros factores.

Las empresas agroindustriales incluso pueden funcionar como parafinancieras, es decir, dispersar recursos de crédito a sus proveedores, lo cual significa que pueden influir con mayor facilidad a implementar mejoras tecnológicas para incrementar la productividad y la calidad de las materias primas.

Considerando todo lo anterior, la agroindustria se ha convertido en el eje que mueve las redes de valor agroalimentarias.

Las tendencias del consumidor y de los mercados de las materias primas hacen indispensable integrarse de alguna manera a la producción primaria.

Así, para apoyar la economía nacional, qué mejor que hacerlo como empresa tractora a través de un esquema de desarrollo de proveedores nacionales.

Antonio Manríquez Núñez es especialista de la subdirección de Consultoría en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

amanriquez@fira.gob.mx

CRÉDITO: 
Antonio Manríquez Núñez*

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.