¿Quieres llevar tus productos al extranjero?, te damos consejos para exportar

Foto: Especial

¿Tu empresa ha crecido considerablemente y ha comenzado a recibir pedidos desde el extranjero? Tal vez ya hayas mandados productos esporádicamente; por medio de un amigo o paquetería, pero internacionalizar tu empres requiere una visión a largo plazo, una estrategia.

El primer paso que debes haces es entender tu modelo de negocio, tu canal de distribución y el país al que vas a enviar, así como la periodicidad; por ejemplo, si va a ser a una empresa establecida en el extranjero o un particular.

También se requiere un producto que pueda venderse en el extranjero, para ello es necesario analizar el mercado, saber si existen similares en ese país y si el artículo tiene mercado. Una vez que se tiene esa información se necesita estandarizar el empaque; que sea el correcto y determinar la mejor vía, ya sea terrestre, marítimo o aéreo.

Es importante definir la cadena de logística, porque no es lo mismo transportar una cajita o un tráiler, o una artesanía que llegue a un centro de distribución y que ellos se encarguen de que se envíe directamente al extranjero.

“Nos hemos encontrado con clientes que quieren exportar y no tienen el empaque correcto para su exportación. Deben tener las etiquetas correctas y regulaciones de entrada al país del destino. Eso implica hacer la tarea, entender el mercado. Por ejemplo, si voy a empezar a vender a Estados Unidos, conocer qué requiere la aduana de ese país para que el producto ingresé”, mencionó en entrevista Ander Kutz Girault, director general de Oñate Willy, empresa aduanal con 16 años de experiencia.

Cuando se va a exportar, siempre es importante conocer el mercado objetivo, en cuestiones legales, qué se necesita para entrar a ese país, si se tienen tratados bilaterales o existen normas específicas, como etiquetado, prácticamente entender sus condiciones de ventas.

“Mucha gente se olvida que del otro lado hay una aduana. En toda operación de comercio exterior hay dos aduanas, la de salida y la de entrada. Muchas veces se enfocan en una”, precisó Ander.

Detalló que el tiempo de exportación depende del producto y/o país. “Si haces tú tarea, el proceso en la aduana es muy fácil, el siguiente día está tu producto”.

El comercio en la actualidad

“Yo veo dos tipos de exportadores en México, los que están esperando a que le caigan los compradores y los que salen a vender, necesitamos más gente que salga a vender, que haga la inversión de salir a buscar compradores”, dijo Ander al cuestionarle sobre los envíos solicitados desde e-commerce.

Dijo que hay a quienes se les hace fácil poner un carrito de compra en el sitio web, pero no se asesoran y al final el que sufre es el consumidor, porque no recibe su producto o tarda más tiempo del estimado en llegar.

En charla con Ander, en las instalaciones de Querétaro, recordó el caso de una señora que compró muñecas Barbies por internet y que permanecieron atoradas en la aduana. “Ella creía que era muy fácil entrar a PayPal, comprar y que le llegarían (sus muñecas) en 3 días, pero la aduana detuvo los juguetes, porque se tienen muchas restricciones de ese producto para importar a México”.

Lo recomendable, es que las empresas interesadas en exportar se asesoren de un especialista y de ser necesario, dejar el trabajo en expertos, a los comparadores en línea les recomienda asegurarse que la compra sea en un página confiable, que tenga envíos al país y leer las especificaciones de envío del producto, para que no les salga más caro y llegue en forma y tiempo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario