Panaderías informales debilitan la industria

Las panaderías llevan dos o tres años sin subir sus precios. Foto: Especial

El ingenio mexicano está en todos lados, y el pan no se escapa. Hemos visto mateconcha, mantemuerto, doncha, enmtre otras, esta innovación ha generado que la producción del pan ascienda a un valor de 120,000 millones de pesos al año.

Esta cantidad es generada por al menos 56,000 establecimientos expendedores de pan o panificadoras, de las cuales un 75% de ellas son informales; sin embargo, la industria “enfrenta una situación compleja tanto por la informalidad, como por los precios del pan que tienen entre dos y tres años que se han mantenido sin aumentos, sin actualizarse”, mencionó Carlos Otegui Hernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México (Canaipa).

El presidente también reconoció que “el gran reto de la Industria, es la competencia desleal que se da a través de esos expendios de pan informales, contra los que una panadería establecida no puede competir”.

Detalló que las tiendas de pan “son negocios que no pagan muchísimas cosas, servicios, luz, agua, seguro social, no pagan impuestos de nómina. Esto explica las diferencias de los precios en el pan, pues al depender de la oferta y la demanda, al igual se puede encontrar un pan parecido de 4.50 pesos y otro de 7.50 pesos, y por ello, se prefiera el más barato”.

"Ellos no pagan muchísimas cosas como lo hace un negocio establecido”, reiteró. Tampoco, dijo, ofrecen la misma calidad, pues sus insumos no son los mejores, cuando las personas se alimentan con un producto que es de baja calidad, pues se presentan enfermedades como la obesidad, las cardiovasculares, de diabetes o muchísimas otras.

Sobre los precios y su posible aumento -otro de los problemas que enfrenta la industria- reconoció que nunca es bien recibido por el consumidor un incremento, “pero los negocios deben subsistir”.

“Las panaderías en general -dijo- llevan dos o tres años sin subir sus precios y esto obviamente es contraproducente porque puede venderse más, pero se pierde dinero”.

Señaló que en 2019 la industria creció en ventas en promedio 3%, sin embargo, considera que aún cuando ha habido crecimiento, se ha tenido que sacrificar mucho en utilidades porque “la industria del pan no ha tenido incrementos en los precios, y es un sector que se ha rezagado”.

Como Canaipa, comentó “no se puede hablar de subir los precios del pan; nosotros no podemos inducir a un aumento de precios” pero dijo: “a título personal, yo creo que se tienen que subir los precios porque ya la situación no da para más, la situación es muy compleja”.

Refirió que “todos los sectores actualizan sus precios cada año: sin embargo, los 2,000 agremiados de la Canaipa en el país han mantenido sus precios para seguir compitiendo pero ya se requiere de un incremento”.

Citó que algunas empresas como Bimbo, que es integrante de la Cámara, al inicio de este año, ajustó sus precios en uno o dos pesos, “y esa es una decisión de las empresas, en su caso lo implementan cada año y mi sentir es que es correcto”.

Reconoció que la situación económica en el país no es la mejor, pero aunque haya poco poder adquisitivo, el pan es un alimento que consume toda la gente, “el pan es de los productos más asequibles”

Además, indicó que muchos de los insumos que se utilizan para la producción del pan son commodities “y como están en mercados internacionales, esos son precios que obviamente dependen del tipo de cambio y que no está en nuestras manos controlar”.

El año pasado, la mayoría de los insumos estuvo estable, “donde hubo mucha inestabilidad fue en el huevo y el azúcar y sobre todos los energéticos, que los maneja el gobierno y fueron la gasolina, luz y gas.

En los energéticos hubo mucha volatilidad realmente fueron alzas muy fuertes, de hecho, este año se inició con una subida de gasolina, y ajustes en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y un aumento de precios seria justo, pero eso lo decide cada empresa”.

Otegui, concluyó que este año la Canaipa celebrara 75 años de su creación y realizaran una feria llamada Mexipan, que es la feria principal de panificación en México y una de las principales de Latinoamérica; además habrá una exposición en las rejas de Chapultepec de fotografía y se trabaja para convertir el Centro de Capacitación de la Cámara en Escuela.

CRÉDITO: 
Notimex