Necesario que exportadores locales apuesten por otros mercados

Se busca crear un puente logístico aéreo de Querétaro hacia España. Foto: Especial

Querétaro, Qro. Las constates presiones con las que el gobierno estadounidense ha amagado a las exportaciones mexicanas obligan a que entidades cuyo comercio exterior está estrechamente ligado a la Unión Americana, como Querétaro, analicen nuevos mercados.

El presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce) en Querétaro, Ricardo Zaldumbide Ceceña, destacó que es necesario estructurar las capacidades logísticas hacia las regiones de Centroamérica, Sudamérica, Europa y Asia.

“En este momento que hay tanta incertidumbre, que hay tanta presión para imponer aranceles, está forzando a que realmente volteemos los ojos hacia otros destinos de mercado y que tengamos la mente en reestructurar la capacidad de logística hacia (otros) mercados”, explicó.

En la dinámica del comercio exterior, añadió, hay una tendencia obligada para que las empresas diversifiquen sus destinos.

Ante la recurrencia de amenazas que ha lanzado el gobierno norteamericano, las empresas exportadoras plantean proyectos para aumentar sus mercados alternos.

Esta constante incertidumbre, además de impactar a las firmas nacionales, también pone en riesgo a las empresas estadounidenses —y de otras regiones del mundo—, que han invertido en México y han instalado centros de producción de mercancía que se exporta tanto al país vecino como a otras naciones.

“Otros sectores que son inversiones europeas o asiáticas, principalmente España, Alemania, Francia, Italia, Corea y Japón, han buscado en nuestro país una plataforma de exportación y ahora ahí es donde mayor problemática hay, porque muchas de estas importaciones que tenían un destino final en Estados Unidos, ahorita están viendo la posibilidad de que estos productos —con valor agregado— retornarlos a otros países, como Asia, Europa, centro y Sudamérica”, expuso el presidente del Comce en Querétaro.

Las compañías exportadoras deberán estudiar nuevos mercados y diversificar el destino de sus productos, más allá del mercado norteamericano, dado que en el comercio internacional persiste la falta de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como las nuevas reglas de origen que deberán acatar una vez que entre en vigor el acuerdo comercial; aunado al arancel compensatorio de 17.5% que se ha impuesto a las importaciones mexicanas de tomate rojo en Estados Unidos.

“Ya el futuro nos alcanzó, desde el año pasado que ha habido incertidumbre en el tratado, en este momento que no se ha concretado en el Senado y está haciendo impuesto un cambio radical en las reglas de origen para la integración nacional, pues ya las empresas deben estar trabajando en diversificar producto y principalmente el destino de exportaciones, porque es para todos los sectores”, señaló Zaldumbide Ceceña.

En este escenario, las compañías que no opten por buscar otros mercados, así como por generar programas constantes para exportación, podrían enfrentarse a una contracción del mercado, alertó.

“En el futuro, las grandes empresas que no volteen y que no tengan un programa con mucha consistencia de exportación hacia diversificar sus destinos van a tener problemas graves de contracción de mercado”, aseveró.

Puente aéreo

Frente a esta coyuntura, a través del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología se plantea retomar un proyecto que busca crear un puente logístico aéreo de Querétaro hacia España, para que desde éste se pueda ingresar productos al sur de Europa.

Dentro de los análisis de mercado que el sector productivo realiza para diversificar mercados, comentó Ricardo Zaldumbide, es necesario estudiar qué países demandan lo que se produce en México, así como conocer la demanda general de esos destinos, para considerar la posibilidad de generar un nuevo enfoque de manufactura.

El secretario de Desarrollo Sustentable del estado, Marco Antonio Del Prete Tercero, refirió que aproximadamente más de 70% de las exportaciones del estado se envían hacia Estados Unidos, por lo que las reiteradas amenazas del presidente norteamericano, Donald Trump, generarían afectaciones si llegan a materializarse, esto tras la reciente intención de imponer aranceles de 5% a las importaciones mexicanas, cuya amenaza alertaba de un incremento gradual hasta llegar a 25 por ciento.

Sin embargo, el funcionario indicó que una de las líneas de trabajo de Querétaro es fomentar las exportaciones, que reportaron un crecimiento de 6% anual en el valor registrado durante el 2018.

En cifras

Si bien el viernes pasado autoridades mexicanas llegaron a un acuerdo con funcionarios estadounidenses en materia migratoria para evitar la aplicación de aranceles a todas las importaciones de productos mexicanos, la preocupación de las entidades del país, principalmente de la franja fronteriza, radica en el peso que tiene Estados Unidos en sus ventas al exterior.

Según datos de la Secretaría de Economía, México, ¿cómo vamos? y gobiernos estatales, los mayores coeficientes de participación se dieron en Tamaulipas (92.3% de sus ventas al exterior se dirige al país vecino del norte, como promedio), Chihuahua (91.1%) y Baja California (88.6 por ciento).

CRÉDITO: 
Viviana Estrella / El Economista