Inseguridad preocupa a la cadena de suministro

La inseguridad en el país y la volatilidad financiera son los principales retos. Foto: Shutterstock

La inseguridad en el país y la volatilidad financiera son los principales retos de la cadena de suministros, seguido de infraestructura de carretera y aeropuertos, así como mano de obra calificada, de acuerdo con la segunda edición del estudio “Eficiencia en la cadena de suministros 2019”, realizado por Deloitte y #SoyLogístico.

Ante este panorama, las empresas han optado por no trasladar mercancía de noche y blindar el trayecto con escoltas, a pesar de que éste sea considerablemente corto y a plena luz del día, así lo determinó Xavier Ordóñez, socio líder de Cadena de suministro en la consultoría Deloitte México.

El estudio segmenta por tamaño de empresa las principales preocupaciones, siendo la inseguridad en el país, la volatilidad financiera y el nuevo sexenio las más importantes para las grandes empresas, mientras que para las pequeñas y medianas se suma la infraestructura de carreteras y la mano de obra calificada.

Además, 60% de las empresas ha implementado tecnología, aunque 37% reconoce que sus herramientas son susceptibles de mejoras, contrario a 25% que reporta haber obtenido beneficios satisfactorios.

Los principales sectores que han implementado tecnología son: consumo, logística, manufactura y ciencias de la salud; sin embargo, estas herramientas suelen verse más en las grandes empresas y no tanto en las pequeñas y medianas (pymes).

Ordóñez precisó que las pequeñas empresas invierten en tecnología para incrementar los inventarios y aumentar las ventas, mientras que las medianas la enfocan en los costos de producción y las grandes en costos logísticos.

Además, las compañías en México han invertido 7% más en comparación con el 2017 en técnicas de mejora; las más implementadas son: sistemas de producción enfocados, técnica de ajuste de línea rápida y optimización del programa de producción y de mejora continua.

Asimismo, detalló Ordóñez, las industrias que tienen un mayor índice de implementación para la mejora operativa son las de consumo y manufactura, principalmente las medianas y grandes empresas, mientras que las pequeñas se enfocan en la segmentación del cliente, gestión y control de inventarios y optimización de almacén.

Por otro lado, en las iniciativas de mejora en reducción de costos se encontró un incremento en la implementación de 2.5% frente a los resultados del 2017, siendo las industrias de consumo, logística y manufactura las que más alto porcentaje muestran.

“Las pymes se han preocupado mucho por la reducción de costos en los últimos años, por ello tienen buena reducción de costos”, mencionó Ordóñez.

En cuanto a la tercerización, las empresas apuestan por esta dinámica, ya que representa 79% de las áreas de transporte outbound primario (almacenamiento, embalaje y gestión de cargas), 76% de transporte inbound (rediseño y optimización de los flujos de entrada y salida de producción) y 69% de outbound primario (distribución a comercios).

Además, esta dinámica la realizan más las pymes, pues les es más práctico y económico un servicio de tercerización de transporte que contar con activos propios que se queden parados.

Finalmente, los planes en los próximos tres años, centrados en la cadena de suministro para las pequeñas empresas es crecer, para las medianas tener compras estratégicas, planeación y servicio al cliente, mientras que las grandes se enfocarán en pronóstico y planeación.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario