Distroller expande operaciones a España

Distroller está presente con sus líneas “Neonatos” (ksimeritos), “Chamoy amiguis” y “Virgencita plis". Foto: Especial

Distroller, la compañía mexicana dedicada a juguetes, joyeríay accesorios, comenzará a operar en España en colaboración con la empresa española del sector CIFE, quien dará una inversión inicial de 10 millones de euros y ayudará para la apertura de siente puntos de venta.

Los almacenes donde estará presente la marca serán El Corte Inglés (dos en Madrid y los otros en Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla y Palma de Mallorca), con las líneas “Neonatos” (ksimeritos), “Chamoy amiguis” y “Virgencita plis”.

En esta fase inicial (que incluye la campaña de Navidad) se esperan generar ventas de cinco millones de euros y para 2019 abrir la tienda “Distroller World”, así como abrir puntos de venta en Portugal.

Gabriela Pavón, directora de Distroller, recalcó que España es el primer destino de su internacionalización, además que ya está presente en Estados Unidos y en América Latina se encuentra en proceso de apertura en Panamá, Chile, Perú y Colombia.

Añadió que con CIFE comparte conceptos de color y creatividad. De esta alianza, esperan tener nuevas experiencias en España y aportar modelos de innovación de compra.

Detalló que desde hace tres años se tiene detectada la demanda de sus juguetes en España, por lo que“las expectativas son altas”. Para ello, se ha adecuado el producto a los estándares de CIFE y de comercio en Europa “para que sea de muy alta calidad”.

Vanessa Salamanca, directora de CIFE para España, subrayó que hay una conexión cultural entre España y México que favorece esta alianza en el sector juguetero y que permite respetar el humor y el lenguaje de estos productos mexicanos, por lo que crearon un “Diccionario de Distrollogía” para que los clientes entiendan todas las palabras.

José Luis Villar, presidente del CIFE, mencionó que se trabaja con la policía judicial y autoridades del Ministerio de Sanidad y Consumo para evitar las falsificaciones de los juguetes que se han detectado debido a la alta demanda.

Consideró que tener pocos puntos de venta va a permitir un mayor control de su comercialización, a la vez que vender a precio de mercado va a ser más accesible que los precios de reventa que se han detectado a través de Internet.

CRÉDITO: 
Notimex / Redacción