Cuatro áreas que pymes deben mejorar para importar y exportar

Las Pymes deben mejorar en cuatro áreas para tener mejor flujo de transacciones. Foto: Especial

Con el fin de conocer el panorama de importación y exportación de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), la compañía de logística UPS, realizó un estudio que demuestra cuáles son los comportamientos de las empresas en el tema y qué áreas son las que deben reforzar.

El estudio UPS Business Monitor Export Index Latin America 2018 (BMEI), realizado en conjunto con RGX Global Export Network, busca ayudar la Pymes a que fortalezcan sus negocios, por lo que se entrevistaron a 2,082 pequeñas y medianas empresas exportadoras e importadoras en 11 países latinoamericanos, y Estados Unidos, de las industrias manufactura industrial, automotriz y alta tecnología.

"A medida que América Latina experimenta un mayor crecimiento en las exportaciones e importaciones por parte de las Pymes, en UPS queremos equipar a este sector con un entendimiento más profundo de las transacciones transfronterizas para ayudarlos a diseñar una estrategia que satisfaga las brechas entre exportadores e importadores", señaló Ingrid Ritter, directora de mercadotecnia para la Región de las Américas en UPS.

Uno de los resultados más importantes del BMEI es que hay cuatro áreas que las Pymes deben considerar para mejorar su flujo de transacciones.

Logística

En el estudio BMEI 2018, se solicitó a los exportadores que autoevaluaran sus ventajas competitivas, dejando a un lado el precio y la calidad del producto. En la muestra total, los exportadores denominaron los servicios de envío y logística como su principal ventaja competitiva; 26% seleccionó esta respuesta.

Además, se encontró un efecto categórico de los servicios de envío y logística en las ventas en línea. En el caso de los exportadores que dijeron que sus ventas en línea habían aumentado, 41% citó los servicios de envío y logística que ofrecen a sus clientes como su principal ventaja competitiva.

Flujos en línea

De los encuestados, 73% confirmó que está realizando compras en línea, mientras que solo 56% de los exportadores de la región vende sus productos en línea. También 70% de todos los importadores latinoamericanos mencionó que realizan compras en línea a través de los sitios web de sus proveedores.

Los importadores mencionaron que su mayor obstáculo para realizar transacciones en línea era contar con información insuficiente o incompleta del producto como la descripción del producto, fotos y especificaciones técnicas, disponibles en el sitio web del proveedor o en los marketplaces.

El uso de canales en línea para llevar a cabo transacciones comerciales todavía está rezagado con respecto a los canales tradicionales, como son el teléfono, el contacto cara a cara y el fax. Sin embargo, el estudio reveló que los importadores demostraron una mayor tendencia que los exportadores a adoptar canales en línea para las transacciones.

Otro 29% de los exportadores informó un aumento en las ventas en línea, ya que los compradores indicaron que querían realizar sus compras en línea como el principal motor para aumentar las ventas.

La brecha entre el uso de los canales en línea identificados por los exportadores e importadores persiste en el desglose por industria, con la brecha más grande en la industria de manufactura industrial (18%) y la brecha más pequeña en la industria de alta tecnología (10%).

Los pagos

Los exportadores en los Estados Unidos indicaron una mayor aceptación de las tarjetas de crédito y PayPal (39%) que sus contrapartes en América Latina (10%), pero incluso en los Estados Unidos, los niveles de penetración de los métodos de pago digital son bajos.

El impacto general de las ventas y compras en línea sobre los costos de las transacciones ha sido mínimo; 57% de los exportadores y 50% de los importadores informaron no haber tenido cambios.

Además, 28% de los exportadores y 34% de los importadores informaron un aumento en los costos de las transacciones, destacando así el hecho de que lo digital no significa necesariamente más barato.

La industria automotriz es la que tiene mayor nivel de aceptación por las transacciones en línea con las tarjetas de crédito (23% vs.18% de la muestra total) y el uso de PayPal (18% vs. 9% de la muestra total).

Proveedores

Las Pymes importadoras y exportadoras están bastante de acuerdo en lo que se refiere a identificar los principales puntos débiles en la relación entre compradores y proveedores, los aspectos más críticos de las transacciones transfronterizas.

Ambas partes citaron soluciones de envío y logística, flexibilidad en los términos de pago y servicio posventa, como los tres principales y críticos aspectos en la relación proveedor-comprador.

De los importadores, 88% dijo que consideraría cambiar de proveedor, y destacó la alta probabilidad de que los importadores cambien si les ofrecen mejores términos y condiciones.

Este pequeño grupo citó la "buena relación entre el precio y la calidad de los productos del proveedor" (44%) y "una relación de larga duración entre el proveedor y el comprador" (35%) como las dos razones principales por las cuales no cambiaría de proveedor.

En el estudio BMEI 2018, la mayoría de los exportadores e importadores indicaron que experimentaban retrasos en las entregas (63% y 79%, respectivamente). La causa principal de las demoras en las entregas que mencionaron ambas partes fueron los retrasos en la producción.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario