Ante COVID-19, así se afectan exportaciones e importaciones de empresas mexicanas

México, octava economía más afectada por pandemia. Foto: Especial

El 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud, declaró que el brote del Coronavirus COVID-19 ya es una pandemia que afecta a 127,863 personas en todo el mundo y se espera se e incremente la cifra en los siguientes días, de acuerdo a cifras del Center for Systems Science and Engineering de la universidad Johns Hopkins.

Desde el comienzo de la propagación del virus se han presentado diversas afectaciones, especialmente a nivel empresarial y económico, ya que se están cerrando fábricas, se detienen negocios, importaciones y exportaciones, los negocios de todos tamaños cierran y las personas no están acudiendo a trabajar. Tan sólo hasta la fecha las exportaciones de China se han desplomado 16%, además que las importaciones también están a la baja.

En el caso de México, donde hasta el momento se han confirmado 13 casos, también se han registrado afectaciones a los negocios con el país asiático en los sectores de manufactura electrónica, alimentos, comunicaciones y automotriz, entre otros.

Datos del Banco de México indican que las importaciones de China a México suman 83,000 millones de dólares anuales. En 2019, las exportaciones sumaron 461,116 millones de dólares, revela el Inegi.

Además, China se posiciona como segundo socio comercial más importante para México, así como el segundo origen de importaciones mexicanas con 18% y el cuarto destino de las exportaciones.

En un comienzo, los principales afectados fueron los electrónicos como las tarjetas y chips, que se han encarecido en el país por el aumento de costo de los fletes. Por ejemplo, si un contenedor contaba 1,800 dólares de flete, el monto se elevaba gata 5,000 dólares.

México, economía afectada

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés), detalló que la pandemia impactará a varias economías del mundo, entre las que se encuentra México en la octava posición.

La reducción de exportaciones del país, puede reducirse por lo menos 1,369 millones de dólares, colocándose así como la octava economía más afectada, solo por debajo de Vietnam, Taiwán, Corea y Japón. La Unión Europea y Estados Unidos, serían los principales afectados con 15,597 millones de dólares y 5,779 millones de dólares, respectivamente.

Ante esto, el 1 de marzo la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que la economía china podría afectar a México, aunque no saben cuánto durará ni que intensidad tendrá la afectación.

Lo preocupante es que de todo el valor agregado de México, 3.8% proviene de China, al igual que 7.7% del valor agregado de las exportaciones mexicanas, indica la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico OCDE.

Asimismo, las exportaciones de empresas mexicanas a China están siendo frenadas, ya que el país asiático está en fase de contención, por lo que no están aprobando, de momento, embarques. Tal es el caso de la carne de res, que requiere la revisión de al menos 23 plantas mexicanas y que los inspectores han dejado pendiente su aprobación de producción, la trazabilidad, procesos alimentarios, procesos sanitarios, entre otros.

De aprobarse, aumentaría hasta 20,000 toneladas la exportación en un año y hasta 50,000 toneladas en 2021, revela Forbes.

Coronavirus en México

A pesar de que aún no hay una propuesta clara de parte del gobierno federal para combatir la propagación del virus, empresas están diseñando sus propios protocolos de seguridad sanitaria, están cancelando eventos e incluso viajes.

Por ejemplo, Uber y Didi han orientado a sus conductores que eviten contacto físico con sus pasajeros y porten gel antibacterial; universidades como el ITESM se han preparado para suspender clases presenciales y darlas a distancia.

“Todo esto nos da cuenta que la sociedad empieza a rebasar al gobierno, cuya actitud pausada y descontextualizada va en sentido contrario de lo que ocurre en la región y en el mundo, y riñe con el sentido común de la gente al minimizar esta emergencia global sanitaria que se pronostica una propagación acelerada para fines del mes de marzo”, afirmó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

Sobre el tema de abasto tradicional, detalló que el canal está preparado para trabajar en condiciones de excepción ante el colapso económico en curso, producto de la emergencia, poniendo por delante el abasto y la satisfacción de las necesidades básicas para evitar compras de pánico que generen desabasto y momentos de especulación.

“El pequeño comercio ratifica su compromiso de estar al servicio de sus clientes y se declara sensible del momento tan difícil que atraviesa la humanidad. El comercio local estará a la altura de la crisis como lo ha demostrado en muchos momentos, no debe haber duda al respecto. Por último, sobra decir que no es momento de buscar culpables, lo que se exige es encontrar responsables. El gobierno es el responsable de la conducción nacional y por su actuación ante esta contingencia. La historia los juzgará", manifestó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario