Cerveza ampliará liderazgo agroexportador

Foto EE: Archivo

En el 2017 la industria cervecera se colocó una vez más como la número uno en agroexportaciones y la previsión es que este año ampliará su liderazgo, “debido al desarrollo y fortalecimiento de su cadena productiva, misma que se verá incrementada en el 2018, lo que muestra la confianza en inversión y producción que hay en el país”, aseguró Maribel Quiroga, directora general de Cerveceros de México, la cámara cervecera de nuestro país.

De acuerdo con datos del Banco de México, el año pasado la cerveza se ubicó en primer lugar de exportación con 3,768.0 millones de dólares, 33.9% por arriba de lo obtenido en el mismo periodo del 2016.

Al respecto, Quiroga explicó que desde el año 2012 México es el principal país exportador de cerveza, “actualmente una de cada cinco cervezas exportadas en el mundo es elaborada en nuestro país. Si bien la cerveza elaborada en México llega a más de 180 países, cabe señalar que, está concentrado principalmente en Estados Unidos, ya que a este país se manda 81% de la exportación total”.

Parte fundamental del crecimiento en las exportaciones está vinculada con las inversiones, una de las más importantes es el de la nueva planta productora de cerveza de Grupo Modelo en Hidalgo que tendrá una inversión de 14,000 millones de pesos, lo que se reflejará ya en operación en una generación de 1,200 empleos directos y alrededor de 5,000 empleos indirectos”. Asimismo, dijo que se mantendrá el dinamismo, pues su capacidad productiva, “se verá incrementada en el primer semestre del 2018 con la puesta en marcha de la planta cervecera de Cuauhtémoc-Moctezuma-Henieken en Meoqui, Chihuaha”. En esta factoría, la empresa destina una inversión alrededor de 7,350 millones de pesos.

De enero del 2014 a septiembre del 2017, México captó 5,053 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en la producción de cerveza.

La magnitud de las inversiones, comentó Quiroga, está analizada bajo una lógica de crecimiento relacionadas con el mercado interno; pero, también “vinculado a la exportación de la cerveza producida en el país, es muy competitiva y del agrado del consumidor internacional, de hecho la cerveza mexicana ha ganado participación en el comercio mundial, principalmente de Estados Unidos. Por ejemplo, las exportaciones de cerveza que se destinan a ese país crecieron 2.1 veces, del 2003 al 2016, pasando de 1,219 a 2,575 millones de litros”.

La producción de cerveza en México ha mantenido un crecimiento sostenido en los últimos años. En el 2016 la producción fue de 10.5 miles de millones de litros, lo que significó un crecimiento de 7.8%, respecto al año anterior. Con esta producción, México se ubica como el cuarto país productor de cerveza en el mundo, después de China, Estados Unidos de América y Brasil, refiere datos de la industria.

Juan Carlos Anaya, director del Grupo de Consultores de Mercados Agrícolas, comentó que se mantendrá el dinamismo del sector, pues, incluso los insumos que se utilizan en la industria han mostrado un crecimiento importante.

Modelo coordinará AL desde México

La cervecera Grupo Modelo convertirá su Centro Regional de Servicios en Aguascalientes en el centro neurálgico de operaciones para México y 12 países de América Latina (AL), para lo cual invirtió 5 millones de pesos.

El director de la empresa, Mauricio Leyva, señaló que este centro les permite efectuar la programación eficiente de recursos de producción, logística y distribución para llevar sus productos en los puntos de venta al público de toda la región, y sobre todo concentrar servicios de segundo nivel en materia de tecnología, finanzas, legal, logística, recursos humanos y marketing.

“Esto convierte al Centro Regional de Servicios en el primero de su categoría a nivel nacional, colocando a México frente a potencias mundiales que típicamente llevaban a cabo dichos servicios”, manifestó.

La empresa destacó que éste será el primer clúster de información y tecnología en el país que cuente con capacidades de esta naturaleza. (Notimex).

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez / El Economista