California, un lugar obligado para exportar

Golden Gate, San Francisco. Foto: Cortesía

California, además de estar geográficamente en un lugar privilegiado, es uno de los estados de América del Norte con mayor poder adquisitivo y donde destaca la población latina. Si buscas exportar, esta es una excelente opción, opinan expertos.

California. Si California fuera un país, sería la octava economía del mundo; si lo fuera el condado de Los Ángeles, sería la economía número 17 a nivel internacional, ambos por su contribución al Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense.

La población multicultural y su ubicación geográfica permite a este estado ofrecer diversas alternativas de negocio a las empresas mexicanas casi de cualquier giro.

Sin embargo, es el mercado latino el que ha tomado gran fuerza; el que, al paso de los años por origen o por tradición familiar, ha hecho de la nostalgia un negocio que sigue siendo rentable.

Y es que el poder adquisitivo de este segmento de la población ha crecido. Datos, proporcionados por ProMéxico, revelan que éste se ubica en unos 249 billones de dólares, el más alto que en cualquier otro estado de Estados Unidos.

“Hemos visto en ascenso tiendas o pequeñas cadenas que requieren de una buena proveeduría de productos mexicanos”, comentó Mario Juárez, consejero de ProMéxico en California.

Éstas “han creado o dedicado anaqueles, sectores o pasillos especializados en productos latinos”, agregó.
Pero también, la proveeduría se ubica en las grandes tiendas de autoservicio.
“Esto nos da una gran área de oportunidad en productos alimenticios frescos y procesados, y en bebidas alcohólicas y no alcohólicas”, detalló.
Otras áreas son muebles, joyerías y artesanías.

También tecnología
California se ha destacado por su industria del entretenimiento, pero unos años atrás también lo comenzó a hacer en el área de tecnología, situación que muchas pequeñas y medianas empresas (Pymes) pueden aprovechar para entrar en el comercio exterior.

La aceleradora Technology Business Accelerator (TechBA) fue instalada por primera vez fuera de México en el 2005 en el Valle del Silicio para apoyar a las empresas mexicanas de base tecnológica a experimentar una expansión de su oferta en el mercado estadounidense.

En la actualidad, afirmó Jorge Zavala, director general de TechBA Silicon Valley, parte de la demanda de tecnología en el estado está en la generación de centros de atención al cliente, así como tecnologías basadas en las redes sociales y software que le permita a las empresas tener un mejor control y relación con sus consumidores.

Cumplir, la clave
Los expertos coinciden en la necesidad de adquirir un compromiso y no fallar en los acuerdos.

“Es importante cumplir con las regulaciones, hay retos donde tienes que diferenciar tus productos de otros, contar con el etiquetado adecuado, de preferencia en dos idiomas, y seguir al pie de la letra las normas”, explicó Juárez.

Ser puntuales y entregar a tiempo también es esencial.
“Para capturar oportunidades en un mercado competido las empresas tienen que actuar con velocidad en la toma de decisiones y poder adaptar su infraestructura rápidamente”, destacó por su parte Zavala.

“Muchas empresas de México llegan a California pensando que tienen que hacer una labor de mucho trabajo previo y la verdad éste es un mercado dinámico donde tener el contacto con el cliente, atenderlo y satisfacerlo correctamente es fundamental”, agregó.

De igual forma, la empresa debe detectar que su capacidad de producción y respuesta es la correcta.

“Un error es que creen que primero necesitan el dinero y después la capacidad, pero lo que piensan primero los inversionistas es: quiero probar tu capacidad y después voy a poner mi dinero contigo”, detalló Zavala.

Y... ¿cómo lo hago?
Juárez recomendó estudiar al mercado, definir el nicho o producto con el que se entrará, adaptarlo en función de las regulaciones, estándares, estilo, moda y cómo lo pide el consumidor.

“También es importante ver la cantidad, capacidad de producción, qué tipo de empaque requiere, dónde se debe entregar, estimar el precio del producto y algo muy importante: el servicio al cliente”, dijo.

“Tienes que ser constante en esto. Si el potencial comprador te pide cotizaciones en una fecha y hora, es en ese momento cuando lo debes hacer, no antes ni después. Hay mucha competencia y lo que dejes de hacer seguramente ésta lo va a hacer por ti”, concluyó.
ccgaytan@elempresario.com.mx

CRÉDITO: 
Carmen Castellanos