5 factores que generaran incertidumbre en México durante 2019

El pasado mes de septiembre se cumplió una década de la crisis del 2008, considerada uno de los mayores desastres financieros en Estados Unidos desde la gran depresión de 1929; misma que repercutió en todo el mundo. Actualmente existe una gran preocupación en los mercados financieros por otra recesión económica para el próximo año 2019, es difícil que las economías del mundo no se vean afectadas debido a que cada día están más globalizadas.

Las tendencias de los mercados financieros, tanto a la alza como a la baja, está causando cierta preocupación a los inversionista y a los analistas, la incertidumbre ha sido y seguirá siendo un factor presente a nivel mundial durante el 2019; por esa razón algunos tratan de invertir de manera muy prudente y regularmente en instrumentos de renta fija, otros buscan las mejores alternativas de inversión para proteger sus ahorros en momentos como este y con lo que se pronostica en los próximos meses.

Factores que han ocasionado incertidumbre a nivel global.

1. Los Precios del petróleo.

El aumento de los precios del petróleo es un arma de doble filo para las economías en el mundo. Los países que dependen del petróleo importado se verán presionados a medida que los costos aumenten, las balanzas de pagos se presionan y la inflación se incrementa. Caso contrario para los países exportadores, que recibirán mayores recursos.

Los precios más altos del petróleo afectarían los ingresos de los hogares y el gasto del consumidor, pero el impacto varía dependiendo del país, en el caso de México, pagar más por el hidrocarburo presiona la cuenta corriente de la Balanza de Pagos y hace muy vulnerable a la economía.

2. La Firma del T-MEC.

Estados Unidos, México y Canadá firmaron el 30 de Noviembre, en Buenos Aires el nuevo acuerdo de libre comercio, sustituye el TLCAN que estaba vigente desde 1994. La resolución favorable del T-MEC Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá que sustituirá el TLCAN, es un factor clave para darle estabilidad a ciertas variables macroeconómicas. Se disipó la incertidumbre al alcanzar un nuevo acuerdo comercial, con ello la inversión en el país mejorará; pero durante las negociaciones, los mercados financieros presentaron altibajos, actualmente es un factor mitigante de

la incertidumbre creada en su momento.

A partir de la firma del Acuerdo, se abrirán nuevas oportunidades de desarrollo para México, se están dando condiciones para que la economía mexicana siga creciendo, buscando atraer inversiones para generar mejores empleos.

Cabe señalar que aunque ya se firmó el Tratado México-Estados Unidos-Canadá, no significa que el Tratado que entrará en vigor pronto, todo queda en manos de los congresos de los tres países. Será durante el próximo año cuando inicie el proceso de ratificación del acuerdo, y en caso de ser aprobado, entraría en vigor.

3. El incremento de tasas por parte de la Reserva Federal (Fed).

El incremento de tasas por parte de la Reserva Federal en Estados Unidos, repercute en los mercados financieros en México; si bien ya se esperaba el incremento, de cualquier forma esto obliga al Banco de México a aumentar las tasas de interés, debido a que implica que los instrumentos de ahorro en dólares (como los Bonos y los Certificados del Tesoro) aumentan sus tasas de interés, por lo que los inversionistas dirigen su capital al mercado de dinero estadounidense, ya que pagarían mejores rendimientos (en una moneda más estable), esto significa presiones para el peso.

Cuando la Fed sube la tasa de interés, el Banco de México la ha subido también, lo que va reduciendo el diferencial de tasas entre ambos países, esto puede hacer menos atractivo al mercado financiero mexicano. Otro factor es que un aumento de tasas fortalece al dólar y debilita a otras monedas, como el peso, ya que perderían competitividad frente a la moneda estadounidense.

4. La guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China puede generar una serie de efectos económicos en México, la preocupación se da por la gran dependencia comercial con el país del norte, que lo hace vulnerable. El país (México) le compra a Estados Unidos el 46.27 de todas sus importaciones y envía el 79.80% del total de sus exportaciones, de los cuales casi el 50% son insumos.

Restricciones comerciales

La globalización ha permitido la existencia de cadenas de producción a nivel mundial en diferentes industrias, y los impuestos a estos insumos pueden generar incrementos en los precios de los productos terminados, los cuales deberán ser absorbidos por las empresas, o transferirse al consumidor final y México no es la excepción.

La escala de restricciones comerciales alrededor del mundo, impulsadas por Estados Unidos puede ser un factor para desincentivar la inversión, el crecimiento y la creación de empleos. Desde hace varios meses el gobierno de Donald Trump inició la imposición de aranceles hacia sus principales proveedores de bienes y servicios como China, la Unión Europea, México y Canadá.

5. Transición de Gobierno.

Con varios retos por delante el nuevo Gobierno Federal a partir del 2019, el bajo crecimiento económico, la elevada inflación y el endeudamiento, mismos que tendrán que ser atendidos de forma inmediata para evitar un desbalance en el mercado interno.
La deuda que recibió el Gobierno actual implica mayores requerimientos financieros, y una carga de pasivos contingentes muy importante. Un Producto Interno Bruto (PIB) no mayor al 2.2% de acuerdo con estimaciones recientes, una inflación de alrededor del 4.25% de acuerdo con cifras de del Banco de México, y una deuda récord que se estima al final de 2018 en un 45.1% en proporción del PIB.

Conclusiones.

Se puede afirmar que la crisis del 2008 dejó una gran enseñanza, fortalecer los mecanismos regulatorios con la finalidad de evitar que se repita ese fenómeno financiero; algo que ayuda para disminuir los riesgos de pérdidas no deseadas es la diversificación de inversiones.

Con la firma del Acuerdo comercial entre los países del norte, se abrirán nuevas oportunidades de desarrollo para México y se darán las condiciones para que la economía siga creciendo. La subida de tasas por parte de la Fed, fortalece al dólar y debilita a otras monedas, como el peso, ya que perderían competitividad frente a la moneda estadounidense. En cuanto al nuevo Gobierno Federal a partir del 2019, deberá afrontar grandes desafíos como el bajo crecimiento económico, la elevada inflación y el endeudamiento.
A pesar de esto, México sigue siendo atractivo para los inversionistas extranjeros aún y cuando no están seguros de dónde invertir sus capitales, el país es un buen refugio.

* El Autor es: Laura Becerra Rodríguez, integrante de la Comisión de Sistema Financiero y Finanzas del Colegio de Contadores Públicos de México