naranja

Por: Elizabeth López Argueta / El Empresario

Giselle Mendoza, originaria de Zacatecas y de tan sólo 21 años de edad, aprovecha las cáscaras de naranja y el bagazo para crear bioplástico que puede usarse en el campo de la biomedicina, envasado y embalaje, alimentos y agricultura.

Por: Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

A sus 21, Giselle Martínez creó la empresa GECO que produce envases a partir de residuos de cáscara de naranjas.

Por: Redacción / El Empresario

Giselle Mendoza es una emprendedora de 21 años quien encontró cómo utilizar los residuos de las naranjas para convertirlas en bioplástico, lo que le permitió ser la ganadora del Global Student Entrepreneur Awards (GSEA) México.

Distribuir contenido