Modificaciones fiscales V

Las últimas semanas revisamos las modificaciones fiscales propuestas por el Ejecutivo y discutidas por las cámaras; ahora podemos decir que son reformas fiscales para el 2017, ya que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación el pasado 30 de noviembre del presente año.

En las primeras cuatro emisiones discutimos los aspectos generales más relevantes de los cambios a la Ley del Impuesto sobre la Renta. En el caso del Impuesto al Valor Agregado, se reformaron los siguientes artículos:
En el artículo 5, que habla de los requisitos de acreditamiento, se hicieron los siguientes cambios:

Se deroga el segundo párrafo de la fracción primera relativo a la forma de acreditar el IVA correspondiente a inversiones o gastos en periodos preoperativos.

La fracción segunda en la que establece que el IVA debe ser trasladado expresamente en los comprobantes fiscales, incorpora la obligación de “… obtener del contratista copia simple de la declaración correspondiente y del acuse de recibo del pago del impuesto…”, mismo que el contratista estará obligado a proporcionar, “… en el caso de que no recabe la documentación a que se refiere esta fracción deberá presentar declaración complementaria para disminuir el acreditamiento mencionado…”.

Se adiciona la fracción VI relativa al IVA acreditable correspondiente a inversiones o gastos en periodos preoperativos permitiendo dos opciones para esto:

“a) Realizar el acreditamiento en la declaración correspondiente al primer mes en el que el contribuyente realice las actividades mencionadas, en la proporción y en los términos establecidos en esta Ley…”.
“b) Solicitar la devolución del impuesto que corresponda en el mes siguiente a aquél en el que se realicen los gastos e inversiones, conforme a la estimativa que se haga de la proporción en que se destinarán dichos gastos e inversiones a la realización de actividades por las que se vaya a estar obligado al pago del impuesto…”. En caso de ejercer esta opción se tendrá que cumplir con lo siguiente:

  • “1. La estimación y descripción de los gastos e inversiones que se realizarán en el periodo preoperativo, así como una descripción de las actividades que realizará el contribuyente…”, presentando una serie de documentos requeridos”.
  • “2. La estimación de la proporción que representará el valor de las actividades por las que se vaya a estar obligado al pago del impuesto que establece esta Ley o a las que se vaya a aplicar la tasa de 0%, respecto del total de actividades a realizar”.
  • “3. Los mecanismos de financiamiento para realizar los gastos e inversiones”.
  • “4. La fecha estimada para realizar las actividades objeto de esta Ley, así como, en su caso, el prospecto o proyecto de inversión cuya ejecución dará lugar a la realización de las actividades por las que se vaya a estar obligado al pago del impuesto que establece esta Ley o a las que se vaya a aplicar la tasa de 0%”.

Asimismo, incluye las reglas y procedimientos para ajustar el impuesto ya sea acreditado o devuelto, derivado de la proporción real de acreditación en relación de las actividades gravadas por el IVA, incluyendo tasa 0%, contra el total de actividades del contribuyente, cuando la variación sea mayor a 3 por ciento.

Además, define el periodo preoperativo y establece que este no deberá exceder a un año, a menos que el contribuyente justifique las razones por las cuales dicho periodo excede el año. Si al término del año no se han iniciado las operaciones, el contribuyente deberá rembolsar el IVA devuelto y deberá pagar los recargos y actualizaciones de acuerdo con las reglas del Código Fiscal de la Federación.

* El autor es socio director de PKF México.