La Planeación Estratégica en un mundo cambiante

La sociedad del siglo XXI está experimentando una variedad de cambios a una velocidad impresionante. En los últimos doscientos años, los avances tecnológicos han generado alteraciones en la forma de percibir el mundo de los individuos que provoca modificaciones en el comportamiento y costumbre de generación en generación.

Para darnos una idea de dicha aceleración de cambios en comportamiento, podemos analizar que durante la época del imperio Romano que duró aproximadamente 1,000 años, las costumbres de la humanidad cambiaron poco y estaban regidas por la nacionalidad y la religión de cada individuo.

Lo mismo sucedió durante la edad media, que tuvo dos períodos de aproximadamente 500 años, cada uno, y en donde las costumbres no cambiaron significativamente, sólo por las guerras de religión o entre naciones.

Al iniciar el renacimiento existe un cambio muy importante porque la imprenta permite la divulgación del conocimiento a una velocidad mayor que en todas las épocas anteriores, este período dura más o menos 300 años.

La revolución industrial vuelve a cambiar las costumbres y la percepción de las personas del mundo generando ideologías políticas y económicas fuera del ámbito de los intereses de las iglesias y de los gobiernos, esto genera nuevos hábitos y costumbres que duran aproximadamente 150 años.

A principios del siglo XX y con el gran intercambio cultural entre los pueblos, provocado por las dos guerras mundiales y el surgimiento de nuevos medios de comunicación interpersonal y masiva, como son el teléfono y la radio, se genera el nuevo cambio que dura aproximadamente 30 a 40 años.

Después de la segunda guerra mundial, por el advenimiento de nuevos medios de comunicación que empiezan a ser prácticamente en tiempo real, vuelve a haber un aceleramiento en los cambios de las costumbres y comportamientos de las personas y de cómo perciben el mundo. Por los mismo, los sociólogos y expertos en mercadotecnia han agrupado a la población en grupos generacionales de acuerdo con sus edades:

  1. Las personas que nacieron después de la segunda guerra mundial y hasta principios de los años 60’s se les llama baby boomers,
  2. Aquellos que nacieron a mediados de los años 60’s hasta fines de los 70’s son denominados como Generación X,
  3. Los que nacieron en los 80’s y 90’s les llama milenials o Generación Y
  4. Los que nacieron a partir del año 2000, se son la Generación Z.

Como veíamos la semana pasada, una de las tareas de un director general o administrador general es preparar y proponer al consejo de administración de la empresa un plan estratégico de la empresa para alcanzar los objetivos que los accionistas y el propio consejo de administración hayan establecido.

La planeación estratégica es un proceso dirigido a definir todas aquellas acciones y los recursos que necesita implementar la organización para llevar a cabo sus objetivos, dentro de ellos es necesario diferenciar los de largo plazo de metas y corto plazo; sin embargo, es necesario que existan esas metas para que conforme sean cumplidas, se avance en el cumplimiento de los objetivos estratégicos.

El problema de la planeación estratégica a largo plazo es que tiene que ser ajustada y corregida en función de los cambios del mundo, las costumbres y las ambiciones de las personas afectarán directamente la visión, la misión y los objetivos de la empresa de acuerdo a quienes serán sus potenciales clientes y empleados.