Consejos financieros para millennials

El rango de edad para definir la generación millennial varía según la fuente, algunos la asignan a las personas que nacieron entre 1980 o 1985 y hasta 1993 o 1999.

Con las fechas anteriores estamos hablando que se encuentran dentro de esta clasificación personas desde 18 hasta 38 años, lo que equivale a una gran cantidad de ciudadanos, por ello es indispensable que sepan manejar sus finanzas y aquí les damos una serie de consejos.

1) Ahorro

Para hablar de ahorro, lo primero es planear metas de corto plazo como: para un viaje, ropa, o festejo.

Una vez que la persona empieza con el hábito del ahorro, entonces podemos pensar en hacerlo a mediano plazo, por ejemplo, un automóvil, boda y hasta el enganche para adquirir una casa o departamento, también puede comenzar a ahorrar para el retiro.

En cuanto a edades, es diferente la cantidad que de ahorro, por ejemplo de los 18 a los 25 años los ingresos suelen ser bajos, por lo que la capacidad de ahorrar es baja. En esta etapa se empezar a ahorrar entre 10% y 15% de los ingresos.

De los 25 a los 35 años la situación económica suele mejorar debido a una mayor experiencia profesional. La capacidad de ahorro mejora y se puede empezar a ahorrar entre 15% y 20% de los ingresos. Asimismo, de los 35 años en adelante el ahorro ideal de una persona debe ser del 25 por ciento.

2) selecciona donde ahorrar

Existen diferentes opciones en las cuales podemos invertir el dinero ahorrado, esto depende del plazo en el que los utilizaremos, de la ganancia y del riesgo que tendremos derivado de la ésta, es así como podemos seleccionar el más adecuado.

  1. Invertir en papel gubernamental (CETES), Sociedades de Inversión, aportaciones voluntarias en tu Afore o pagarés, donde el rendimiento ofrecido no es tan alto, pero el riesgo es menor. Lo que se busca es que nuestro dinero no pierda el poder adquisitivo en el tiempo causado por la inflación.
  2. Invertir en bolsa es un mayor riesgo, ya que dependerá del comportamiento del mercado accionario, se pueden obtener mayores ganancias o pérdidas.
  3. Poner un negocio, franquicia; para estas opciones se debe considerar que existe un riesgo alto, pues depende de muchos factores el éxito del mismo y se debe considerar el capital suficiente para mantener la operación de los mismos hasta que sean autosuficientes.

Lo recomendable es iniciar en este orden, y conforme se va incrementando el monto ahorrado, diversificar poniendo parte del ahorro en cada supuesto.

3) Elaborar un presupuesto

Cada persona debe conocer sus ingresos y gastos detalladamente, para conocer así su capacidad de pago y de Ahorro. También nos permitirá eliminar gastos superfluos e innecesarios.

EJEMPLO:

INGRESOS:

  • Sueldo Neto $30,000
  • Otros ingresos 2,000
  • Total Ingresos 32,000
  • (-) Ahorro (15%) 4,800
  • Disponible: 27,200
  • GASTOS:
  • Renta 12,000
  • Luz 200
  • Telefono 400
  • Cable-Internet 400
  • Agua 100
  • Despensa 4,000
  • Gasolina 2,000
  • Varios 3,000
  • Total Gastos: 22,100
  • Remanente: 5,100
  • Pagos Anuales 3,000
    (existen pagos que se efectúan de manera anual como: tenencias, seguros, prediales, entre otros y es bueno ir creando reservas)
  • Excedente: $ 2,100

La elaboración del presupuesto se debe elaborar considerando los gastos e ingresos de los integrantes del núcleo económico.

4) Contratar seguros

Cualquier eventualidad en gastos de salud puede llevar a serios problemas económicos, contar con seguros da tranquilidad y estabilidad financiera.
En la selección del seguro, médico o de vida, se debe considerar que a mayor pago de prima (costo del seguro) corresponde un menor pago deducible, por lo que hay que ver diferentes escenarios y buscar el más adecuado a nuestro presupuesto.

5) Deudas en tasas fijas

Al contratar una deuda es recomendable hacerlo a tasa fija (incremento porcentual derivado de un préstamo), ya que las tasas variables cuando existe una inflación importante se pueden elevar demasiado. Las tasas fijas suelen ser un poco mas altas que las variables, pero a la larga vale la pena esa tranquilidad (es como comprar un seguro).

6) Deudas

No deudas en moneda extranjera si no se generan ingresos en la misma moneda
Las variaciones cambiarias pueden volver impagables las deudas.

7) Invertir en bienes que se aprecien, no que se deprecien.

Los bienes raíces suelen tener una plusvalía (suben su valor con el paso del tiempo) y los bienes muebles una minusvalía (bajan su valor con el transcurso del tiempo, por ejemplo un auto).

Debemos buscar que los bienes inmuebles se conviertan en un ACTIVO y no en un PASIVO (se debe rentar la propiedad, para que genere ingresos)

8) Cuidado con las estafas y los fraudes.

No existe el dinero rápido y fácil, si algo suena muy atractivo: REVISALO MUY BIEN.

Existen empresas que ofrecen altos rendimientos y que frecuentemente resultan ser una estafa o un fraude.

9) Asesorate

Siempre será mas barato pagar la asesoría de un especialista a la perdida que puedas incurrir por no hacerlo.

10) Diviertete

.

Justo es que destines una parte de esos ingresos a divertirte, después de tanta planeación y disciplina te lo mereces.
Disfruta lo que haces.

El autor: Roberto Andrade Delgado es integrante de la Comisión de Finanzas y Sistema Financiero Sur del Colegio de Contadores Públicos de México
[email protected]