Mejora tu productividad en home office

¿Cuándo debemos regresar? Los cambios en el color del semáforo de seguridad se mueven diariamente. Por ello, tenemos que estar enfocados más que nunca en nuestra productividad bajo nuestra “nueva normalidad”, es decir, trabajar desde casa.

“Yo sólo sé que no sé nada”
Sócrates

Mientras la Ciudad de México vive los picos de la pandemia desde mayo, los sectores económicos se enfrentan al creer en la magnitud del contagio, respetar el semáforo o simplemente esperar a que la mayoría abra.

Ante estas situaciones, los trabajadores han tenido que adaptar sus sillas, sillones, comedores o cualquier espacio que pueda servir para su oficina en casa. Los papás que trabajan agendan sus juntas de acuerdo a las actividades que planean para sus hijos, los niños tienen nuevas reglas… La vida como la conocemos ha cambiado… y quiero creer que para bien.

Si a estas alturas de la vida “normal” haciendo home office no has encontrado algún consejo útil para ser más [email protected], o como empleador no te convence la modalidad, te quiero compartir cinco tips que nos comparte el Great Places to Work:

1. Confía en el Home Office. Hay gente que sigue sin confiar en que las personas de verdad trabajan. De igual manera, si eres un trabajador que cree que no está produciendo lo suficiente, te tenemos buenas noticias: desde el 2016, la revista Forbes hablaba de los beneficios de hacer trabajo desde casa. Calculaban que la productividad de un trabajador se elevaba hasta en un 28%. Claro que puedes hacer más desde casa. Confía.

2. Mantén una comunicación clara. Tanto si eres el dueño de la empresa, como si eres un colaborador o freelance, tienes que comunicar claramente los objetivos del día a día, los trabajos, las fechas de entrega, etc. Así como se te tienen que indicar los tiempos, tienes que comprometerte de acuerdo a tus posibilidades. Si te sientes abrumado con las tareas, o sientes que te ataca el Síndrome del Burn Out, pide una reunión especial vía face time o Zoom y comunícale a tus superiores tus preocupaciones.

3. Retroalimenta y pide retroalimentación. Si el proyecto tiene vacíos, seguramente te equivocarás. Es mejor tomar un tiempo especial para resolver todas las dudas y trabajar en el proyecto una vez bien, que trabajar dos o tres veces y los resultados sean negativos. También es importante que no des por sentado nada. Si no lo dices, o no lo escuchaste, no supongas. Mejor pregunta.

4. Reconoce el esfuerzo de la gente. No porque son tus subordinados tienen la encomienda de cumplir tus caprichos o de cubrir un horario de doce horas consecutivas. Las personas están tan complicadas como tú lo estás e incluso, pueden ser que más. Reconoce su esfuerzo y toma la empatía como un valor adicional en esta temporada.

5. Cuídate y cuida a la gente. Somos seres sociales por naturaleza. No podemos ser tan egoístas, poniendo en riesgo nuestra salud física y mental o la salud física y mental de alguien más. Es un momento crucial para cuidarnos más, a tu familia, a tus compañeros de trabajo, a tus jefes, a tus vecinos…

Recuerda que en estos tiempos de acomodo y ajuste es ideal cumplir con el objetivo del home office, porque hasta que no sepamos cómo combatir a ciencia cierta las pandemias, esta será nuestra realidad inmediata.

* Ferenz Feher es Ceo y fundador de Feher Consulting
[email protected]
Twitter: @FerenzFeher