Work Café, el nuevo modelo sucursal-cafetería de Santander

Foto: Especial

Santander abrió en la Ciudad de México, su modelo de sucursal-cafetería, donde además de que se podrá acudir a realizar transacciones bancarias, los clientes (y no clientes) tienen la opción de tomar ahí un café como en cualquier otra cafetería de las que operan en la metrópoli.

El denominado Work Café, está ubicado en Paseo de la Reforma 333 (a un costado del Ángel de la Independencia), y es un modelo que surgió en Chile; pero que se ha multiplicado con éxito en otros mercados de Santander, como Brasil, Argentina, España, Portugal, Reino Unido y Polonia.

Este innovador modelo conjuga en un mismo sitio una sucursal bancaria, un espacio de colaboración, y una cafetería, y está abierto de lunes a viernes en un horario de 8:30 a 18:00 horas.

Como sucursal, no tiene las clásicas ventanillas, sino mesas de café y salas muy cómodas, en las que se puede recibir atención personalizada para los movimientos bancarios o sencillamente para trabajar ahí y conectar con más personas.

Como espacio de cowork tiene WiFi y mesas de colaboración, además de salas de juntas disponibles para hacer reuniones (que se pueden reservar en línea), o acudir a pláticas que se van a dar dentro de las instalaciones sobre temas diversos.

Tiene un pizarrón para dejar tarjetas y ofrecer servicios. Como café, tiene una barra hecha por baristas expertos y pastelería de autor. Tanto el café como gran parte de los productos gastronómicos que se venden, son meramente mexicanos.

“Es un modelo completamente nuevo de sucursal bancaria, que ha logrado en los demás países un mayor acercamiento de los clientes con los servicios del banco, y genera también oportunidades de colaboración entre los propios clientes y no clientes que asisten, lo que forma una comunidad productiva”, explicó el banco.

Se estima que el Work Café de México va a recibir unos 200 clientes diarios; y según datos del banco, la apertura de cuentas aquí es entre 2 y 4 veces superior a las de una sucursal tradicional. En España, el número de clientes crece un 11% cada año y la nueva producción de créditos un 73 por ciento.

Ana Botín, presidente de Santander a nivel global, estuvo en la apertura de este nuevo espacio del banco, y confió en que no sea la única sucursal de este tipo que se opere en México.

“Lo que queremos es que la gente quiera venir al banco, no porque tengas que venir”, dijo Botín.

CRÉDITO: 
Edgar Juarez