Videoconferencias para mejorar productividad

La toma de decisiones se acelera 86% con videoconferencias. Foto: Shutterstock

Una de las situaciones más estresantes en la ciudad son los tiempos de traslado al trabajo, que pueden tomar hora y media o hasta tres, que al sumarse pueden llegar a 15 horas por semana. Esta situación impacta en la productividad y en la salud personal, explicó en entrevista con El Economista Guillermo Nava, vc technical support Latam en Logitech.

Detalló que para estas situaciones, las videollamadas se han convertido en un buen aliado, ya que permiten reducir el estrés, las distancias, e incluso ayudan a aumentar la productividad, porque a pesar de no estar físicamente con la otra persona, se tiene un encuentro cara a cara.

“Cuando entablamos una reunión en cualquier momento y lugar con videollamadas, nos volvemos más productivos, podemos tomar decisiones más rápido y tener relaciones más cercanas con los colaboradores o socios”, indicó.

Por ello, cada vez más empresas están sumando esta tecnología a sus estrategias de trabajo, sobre todo los más jóvenes, para quienes es más común el uso de la tecnología. Sin embargo, las otras generaciones no se quedan atrás porque ven todos los beneficios que les otorga.

De acuerdo a un estudio realizado por la consultoría Frost & Sullivan, las videoconferencias aceleran la toma de decisiones hasta en 86%, la productividad en 83% y la innovación y experiencia del cliente en 79 por ciento.

Ante esto, 61% de las empresas ya están implementando las videoconferencias en la nube y 26% planea hacerlo en los siguientes dos años.

Los costos

Hace unos cuatro o cinco años, utilizar las videoconferencias era muy complicado porque se requería tener salas adaptadas a ello, contar con una gran infraestructura, un staff de informática para que apoyara, y no se podía usar cuando se deseara, lo cual desanimaba a utilizarlas. Ahora, con el avance tecnológico, se cuenta con equipo que facilita el proceso.

Existen una gran variedad de opciones, pero si se busca implementar un espacio especial y profesional en la organización, se pueden requerir desde 5,000 pesos para cuatro o cinco personas hasta 40,000 pesos con servicios premium.

Ya no es un lujo tener videoconferencia, es una necesidad por tiempo, traslado, productividad y mejora del trabajo. El tema del costo ya tampoco se discute, porque todo se hace en la nube, lo único en lo que se invierte es en mejorar la experiencia, la calidad de video y audio, tal como hacemos en Logitech”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario