Vía celular, el pago de microcréditos

A través del celular se puedan realizar transacciones financieras para mover recursos con sólo enviar un mensaje de texto.

Frente al rezago en México para la distribución de los servicios financieros en comparación con otros países de América Latina como Brasil, Costa Rica o Chile, el Banco de México (Banxico), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ya preparan un nuevo producto para los microempresarios. Su nombre es Cuenta Móvil.

El objetivo es que a través del celular se puedan realizar transacciones financieras para mover recursos con sólo enviar un mensaje de texto, dijo Guillermo Güemez, subgobernador del banco central.

Esta alternativa de pagos reduciría los costos en la distribución del recurso y los riesgos de traslado de dinero en efectivo.

Para llevar a cabo las operaciones de transacción móvil, detalla, será necesario que el microempresario saque una cuenta financiera con la institución de microfinanzas a la que esté afiliada.

“Yo puedo abrir una cuenta con un corresponsal en la zona donde vivo y, en esa cuenta, la institución me puede desembolsar a través del corresponsal mis créditos. Se puede pagar vía celular y el corresponsal actúa como un pequeño banquito”, dice.

El éxito de las cuentas móviles, expresa el funcionario, se basará en que el producto podrá ser operado desde el celular y en las múltiples corresponsalías de las instituciones, ubicadas a lo largo de todo el país.

Además, se calcula que el costo de cada transacción o transferencia tendrá el mismo precio que un mensaje de texto.

La gran ventaja de esta modalidad, comenta, es que para ello se requiere de una infraestructura mínima para comunicación, así como una caja que guarde “algo de los billetes para recibir y entregar”, además de un manual operativo y capacitación.

“Con el corresponsal se pueden pagar servicios, hacer depósitos o rembolsos, o puedo pagar mi teléfono. También puedo transferir a la cuenta de un tercero y realizar todas las transferencias electrónicas disponibles”.

La visión de este servicio, refiere, está enfocada a operar con seguridad y facilidad productos financieros que puedan llegar a todas las comunidades y poblaciones pequeñas de bajos recursos que no tienen acceso a la banca comercial y que geográficamente son de difícil acceso.

TELEFONÍA MÓVIL

De 1999 al 2008, la telefonía celular creció exponencialmente. De 8 millones de celulares que habían a finales de los 90, se registraron 70 millones de aparatos el año pasado.

Hoy, cualquier población cuenta con un teléfono móvil, por ello “a través del celular hemos pensado llegar a todas las regiones de México”.

[email protected]