Es necesario medir avance de la inserción: McKinsey

Foto EE: Natalia Gaia

México se encuentra a "media tabla" entre los países que han avanzado en este tema. Sin embargo, en América Latina estamos hasta abajo, somos superados por Venezuela, Guatemala y República Dominicana.

Medir con cuidado el resultado de la inclusión laboral de la mujer y su impacto en la productividad es una acción que funciona de manera positiva en el avance de la agenda de género en el país, consideró Eduardo Bolio, director de McKensey en México.

Durante el panel “Haz que suceda: Mujeres profesionales líderes”, el ejecutivo dijo que México se encuentra a “media tabla” entre los países que han avanzado en este tema. Sin embargo, en América Latina “estamos hasta abajo” y es superado incluso por Venezuela, Guatemala y República Dominicana.

Por su parte, Michelle Orozco, socia de PwC, calificó como positivo y fundamental involucrar a los hombres en esta tarea, aunque Eduardo Bolio afirmó más adelante que los hombres necesitan la convicción clara de que la colaboración entre hombres y mujeres aporta beneficios.

Orozco reconoció que las mujeres aún sienten que deben hacer el doble o triple de esfuerzo respecto al hombre para que los líderes las tomen en consideración, y tras comentar que hay puntos ciegos que afectan la toma de decisiones de las mujeres, recomendó a las asistentes al foro no perder la parte “suave” de su liderazgo.

Valeria Chapa, vicepresidenta del Área Legal de Honeywell en América Latina, consideró que la difusión de las mejores prácticas en las empresas para impulsar el talento femenino es una medida que va teniendo éxito, aunque reconoció que muchas empresas mexicanas no las implementan.

Nombrada “Rising Talent” del Women’s Forum México, Chapa comentó que las mentoría es otra acción que abona al avance de las ejecutivas, por lo que instó a éstas a buscar un mentor y dar ellas mismas esta clase de apoyo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario