Usa neurolingüística para crecer tu negocio

Daniella Cano creó Colormind, empresa enfocada en programación neurolingüística. Foto: Especial

Con esta programación cerebral, se pueden eliminar comportamientos negativos, potenciar los positivos y conocerse mejor a sí mismo.

Daniella Cano tenía una historia convencional para una chica: era recién egresada de la universidad, con planes de boda con su novio y con trabajo en una empresa; sin embargo, sentía que no estaba completa, vivía un “periodo oscuro” porque no le gustaba su trabajo y no quería casarse a pesar de amar a su novio, sólo seguía el plan que dictaba la vida.

Fue hasta que estudió una maestría que su vida cambió; conoció la programación neurolingüística (PNL), con la que se conoció a fondo, aprendió lo que no le gustaba y le ayudó a cambiar su vida, tanto a nivel personal como laboral.

Entre risas y alegría, contó a El Economista que la PNL le ayudó a tener conciencia sobre sí misma, la fortaleza de atreverse a nuevas cosas, eliminar miedos e incluso impulsar su carrera, que al volver de su maestría comenzó como vendedora en IBM.

“Empecé a aplicar todas las herramientas que aprendí y me convertí de ser una vendedora promedio, a una espectacular, ganando premios como el séptimo lugar del top 10 de mejores vendedores a nivel mundial, siendo la única mexicana en Latinoamérica y segunda mujer. Ahí empecé a entrenar más a fondo la PNL en el 2016”, relató.

A pesar del éxito que tenía, el trabajo no le llenaba y fue ahí cuando decidió dedicarse por completo a su pasión: PNL, lo que le permitiría ayudar a otros que como ella no encontraban su camino o querían potencializar su carrera. En ese momento, en el 2017, creó Colormind, empresa que ayuda a transformar la mente a través de la PNL que abarca el liderazgo, inteligencia emocional, comunicación y automotivación.

Así, se convirtió en entrenadora de la PNL, terminó su matrimonio y lanzó su programa de cursos que, a la fecha, ha beneficiado a 200 alumnos.

La PNL

Daniella detalló que la PNL son técnicas y herramientas que ayudan a identificar comportamientos, a conocer cuáles están sirviendo y cuáles no, para potenciar los buenos y erradicar los negativos, a través de una programación mental.

“Tenemos un patrón neuronal para los comportamientos negativos; con la PNL, la persona aprende nuevos patrones mentales. Todo se basa en el lenguaje, cómo te hablas a ti mismo, cómo te pones objetivos, la forma de irte motivando y de tener claro por qué haces las cosas”.

Indicó que uno de los pilares que aborda es la inteligencia emocional, donde los alumnos realizan diferentes ejercicios para conocerse, saber en qué punto estás parado, qué valoras, qué necesitas mejorar, cómo tener autocontrol, definir objetivos específicos, aprender a escuchar y a iniciar conversaciones, utilizando el lenguaje a favor personal, tanto con uno mismo como con los demás.

Otro aspecto prioritario es aprender a controlar el estrés, así como definir límites, ser empático y escuchar para aprender, no para responder.

“El mayor problema es que no nos conocemos bien, no sabemos cuáles son nuestros límites o qué estamos dispuestos a tolerar y por eso luego nos envolvemos en relaciones tóxicas, estamos en trabajos que odiamos y vivimos llenos de miedo. Tenemos una programación de caja que provoca que el miedo nos domine y eso nos impide crecer, eso es lo que cambiamos”, destacó.

Neuroventas es otra área relevante en la que se enfoca Daniella, para la cual ella desarrolló la metodología a partir de las estrategias que implementó cuando era vendedora y que le ayudaron a tener éxito. MetLife es una de las empresas que ha tomado la capacitación, donde los empleados han reportado un incremento de sus ventas hasta el triple.

Para Daniella, lo más importante es ayudar a otros a encontrar su camino, tener herramientas correctas para tomar mejores decisiones, aumentar su confianza y no dejar que ningún virus invada el cerebro.

También planea un programa para relaciones de pareja y uno de educación con alumnos, maestros y padres.

“Hoy vivo una vida espectacular en todos los aspectos. Me conocí, tomé decisiones difíciles y me armé de valor. Cambien los colores de su mente y atrévanse a tener una vida espectacular”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario