El trabajo en empresas no debe ser estricto

Foto EE: Hugo Salazar

La forma de trabajo ya no es como antes, lejos han quedado las labores que representa Charles Chaplin en Tiempos modernos, donde la monotonía laboral es el plan de cada día. Ahora lo importante es pensar en las necesidades de los trabajadores.

Poner la atención en los colaboradores y no en las labores, así como ofrecerles una forma de trabajo diferente, más humano y con flexibilidad, también ayudará a que la compañía tenga mayores resultados.

“La forma de trabajo cambió y como empresa debemos adaptarnos a ello haciendo diferentes acciones como asegurarnos del ­bienestar de los empleados, cubrir sus necesidades básicas tanto en el aspecto laboral como particular y hacer de su trabajo algo personal”, explica en entrevista para El ­Economista, Mónica Hernández, directora de personal y organización de General Motors de México.

Añade que poner atención a estas áreas, no sólo muestra a una empresa más humana como es el caso de General Motors, sino que la productividad se multiplica, hay mayor lealtad, sentido de pertenencia y un menor índice de deserción. En su caso, la tasa de rotación laboral está por debajo de 5% a nivel nacional, teniendo en cuenta que se tienen 3,600 empleados.

Para lograr esto, Hernández enfatiza que deben crearse programas que llenen por completo a la persona. Por ejemplo, los que ha implementado en General Motors como estrategias para generar bienestar donde hay áreas para hacer ejercicio, de descanso, de juego, servicio de comida saludable e incluso sillones vibradores para reducir el estrés, lo que ayuda a mantener una adecuada salud emocional.

Otro factor que da bienestar es la flexibilidad de horarios, los cuales en la compañía automovilística, los trabajadores eligen sus horas de trabajo, si acuden a las oficinas o hacen home office, siempre y cuando la productividad no se vea afectada.

Asimismo, indica que toda compañía debe tener un enfoque muy importante en el cuidado de la salud física, como el que General ­Motors ofrece donde se incluye servicio médico para prevención y atención de enfermedades, tanto para el colaborador como su familia.

“Médicos vienen por temporadas para hacer valoraciones generales, de la vista o en el aspecto dental. Otro de nuestros programas es mayor tiempo de licencia de maternidad para madres y padres, así como licencias para cuidar a un familiar enfermo porque creemos que el balance de vida y trabajo existe al contar con opciones para la familia”, expresa.

Fomentar el crecimiento

Entre otros aspectos que las empresas deben tener en cuenta para que los empleados se sientan felices en la compañía y por consiguiente tengan un mejor desempeño en sus actividades, están las capacitaciones, mentorías, así como el desarrollo y reforzamiento de habilidades.

Detalla que hay dos tipos de mentorías: para altos potenciales y un programa abierto. En el segundo caso, los interesados se postulan como mentores o quienes buscan recibir la asesoría que puede ser de alguien del país o de otra parte del mundo “lo que ha permitido a los colaboradores tener un mentor adicional al rol que funge el líder que típicamente es orientar”.

También se realiza un plan de acción para descubrir las debilidades y a su vez, detectar y desarrollar las fortalezas de los colaboradores.

“Lo que nosotros buscamos es que nuestros empleados sean exitosos estando en el puesto correcto”, menciona.

Adiós a las jerarquías

Como parte del compromiso por tener un mejor ambiente laboral, una de las políticas más importantes de General Motors es incentivar la comunicación, respeto e igualdad, por lo las jerarquías no existen.

La directiva indica que dentro del corporativo no existen oficinas especiales para directivos o gerentes, sino que los espacios son iguales para todos sin importar su cargo y que las puertas tampoco existen a excepción del CEO y vicepresidente, quienes las utilizan únicamente por aspectos de seguridad de información.

Para quienes laboran en el área de manufactura, también se busca que sus instalaciones sean cómodas, no se cansen y para las mujeres que están embarazadas, el espacio se modifica para que trabajen de forma segura y agradable.

Inclusión y diversidad

Para Hernández las instalaciones, capacitaciones y cuidado de la salud de los colaboradores, no son los únicos ingredientes que permiten a las empresas tener mejor cultura y que ha permitido a General Motors ser considerada una de las empresas más atractivas para trabajar, sino que también se debe tomar en cuenta la inclusión.

Ante esto, la compañía continuamente fomenta políticas de inclusión y diversidad; por ejemplo, apoyo a la comunidad LGBT, a personas con algún tipo de discapacidad, quienes suman 70 dentro de la empresa e igualdad de oportunidades para las mujeres.

“En nuestros planes queremos ofrecer más fuentes de trabajo para personas con discapacidad y aumentar la presencia de la mujer. Hasta ahora, 25% de ellas ocupa posiciones administrativas, pero queremos aumentar esa cifra”, concluye.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario