Trabajadores “tóxicos” incrementa los costos de contratación

Foto: Shutterstock

Los colaboradores tóxicos representan un gran impacto financiero, cultural y negativo para las empresas que los contratan. Además, los trabajadores con buen desempeño que están en contacto, en promedio una hora con 20 minutos, con este tipo de empleados tienen 54% más probabilidad de renunciar, señala el informe “Los empleados tóxicos en el lugar de trabajo", elaborado por Cornerstone OnDemand.

Los costos indirectos de los empleados tóxicos, medidos por la afectación a sus compañeros de trabajo, pueden tener un gran impacto global y mayor carga financiera para el negocio, en comparación con los costos directos del mal comportamiento de un empleado de este perfil

Además, los empleados tóxicos incrementan los costos de reemplazo, su contratación en un equipo de 20 trabajadores cuesta cerca de 12,800 dólares, mientras que reclutar un empleado no tóxico representa un promedio de 4,000 dólares.

Señales de alerta

La capacidad de identificar a los candidatos que muestran una mayor tendencia de comportamiento tóxico antes de causar estragos en el lugar de trabajo es sumamente valiosa. El informe también revela comportamientos que deberían considerarse señales de advertencia potenciales:

  • Los individuos que se autoproclaman "seguidores de la regla", tenían 33% más probabilidad de ser empleados tóxicos, lo que subraya la necesidad de hacer preguntas de evaluación de una manera opaca
  • Los solicitantes que se mostraron notablemente más confiados sobre sus habilidades técnicas para un trabajo eran 43% más proclives de participar en conductas tóxicas y
  • El comportamiento tóxico es contagioso y puede propagarse de un compañero de trabajo a otro y a tasas más rápidas en equipos más grandes
  • La mala asistencia y confiabilidad, así como la falta de orientación al cliente, son predictivos del comportamiento tóxico

Estos resultados son resultado del análisis de un conjunto de datos de aproximadamente 63 mil empleados contratados, que abarcan cerca de 250 mil observaciones, y cuya relación laboral fue disuelta por razones relacionadas con "conductas tóxicas”; las cuales incluyen comportamientos indebidos como: violencia en el lugar de trabajo, abuso de alcohol o drogas, acoso, falsificación de documentos, fraude y otras violaciones a las políticas de la empresa. En toda la muestra, de 3 a 5 por ciento de todos los empleados cumplieron los criterios para ser dados de baja debido a acciones tóxicas.

Herramientas para detectar empleados tóxicos

Para evitar los costos de incorporar empleados tóxicos, las empresas pueden apoyarse de soluciones tecnológicas de gestión de talento que incluyan en sus procesos de reclutamiento:

  • Evaluaciones de contratación en línea sobre personalidad y comportamiento vinculadas con herramientas de data analytics. Esto permite predecir posibles conductas tóxicas y poseer indicadores que se irán alimentando a lo largo del tiempo, sobre conductas no deseadas para la organización
  • Contratación colaborativa en la que los involucrados puedan implicarse de una forma organizada para valorar y evaluar a los candidatos, y puedan ofrecer comentarios con relación, entre otros aspectos más, al perfil de conducta del candidato.
  • Difusión proactiva de la cultura de la empresa en diferentes plataformas externas de comunicación para inspirar a que los candidatos que se sientan identificados con ésta, deseen aplique a un puesto.

El buen ambiente en la oficina puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de un proyecto. Por eso, resulta imperativo identificar y apartar a los empleados tóxicos, o incluso prevenir su contratación, es uno de los retos más importantes a la hora de asegurar una correcta gestión del talento que ayude a lograr los objetivos de negocio de una organización.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.