Toma cinco minutos para respirar

Victoria Roos-Olsson, consultora y experta en liderazgo en FranklinCovey. Foto: WOBI

Las juntas uno a uno con los colaboradores son herramientas fundamentales para la retroalimentación y desarrollo de estrategias para el área o la empresa; sin embargo, se requiere que los gerentes estén presentes tanto en cuerpo como en mente. Así lo consideró Victoria Roos-Olsson­, consultora y experta en liderazgo en FranklinCovey, en entrevista con El Economista durante World Business Forum, titulado Super Minds.

“Incluso durante los periodos estresantes, los gerentes deben estar presentes tanto físicamente como mentalmente, para que esto funcione. Por ello, es importante dar un paso atrás y empezar de nuevo, así que entonces entre cada junta me tomo cinco minutos, respiro y me enfoco en lo que realmente necesita mi equipo. Vivimos tan aceleradamente que cinco minutos a veces bastan para lograr que una reunión valga la pena”, dijo Roos-Olsson, quien también es instructora de yoga.

Victoria Roos-Olsson consideró que en un equipo donde existen personas tóxicas, el costo es enorme y se refleja en un liderazgo equivocado. “Se requieren los frentes correctos, ya que van a marcar la diferencia, los gerentes influyen en la fuerza de trabajo, la gente, la lealtad, la innovación. En cuanto a las personas tóxicas, hay que ver cómo tiene la capacidad para esparcir la actividad de origen negativa y el líder necesita investigar para tomar decisiones”.

Mencionó que hay alta posibilidad de caer en baches y se necesita salir de ellos. “El liderazgo es un viaje de por vida, nunca podemos decir que hemos concluido como líder, hay que continuar trabajando en desarrollar estrategias que den el aprendizaje para ser mejor”.

Canalizar la energía

Actualmente, uno de los grandes problemas que tenemos es estar cansado, la gente requiere estar energizada, y para ello requiere destinar tiempo para cuidarse. “Para darle poder a la pasión y tener mejores estrategias, hay que procurarse en mente, cuerpo y alma”.

Explicó que los trucos que te enseñan en FranklinCovey son que, en momentos en desequilibrios, “cuando hay periodos estresantes, se pueden quitar algunos roles de vida y enfocarse en lo más importante en ese lapso, y luego, te tienes que asegurar que eso no se convierta en tu nueva vida, funciona sólo en el corto plazo, ya que, en el largo plazo, la factura sería muy cara”.

El núcleo para un liderazgo es cuidarse a sí mismo, “ahora, se necesita encausar a la gente más joven a manejar su tiempo y su energía, y esto será un núcleo de competencia en el futuro, que saquen lo mejor, para que fluya la creatividad y la innovación y para ello, necesitan estar con niveles altos de energía”, concluyó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Patricia Ortega