Talento mexicano, sin habilidades digitales

Empresas y líderes pueden comenzar por brindar condiciones que favorezcan la flexibilidad y creatividad. Foto: Shutterstock

Los empleos cambian a gran velocidad por el avance tecnológico, por lo que es necesario que los jóvenes que comienzan a sumarse al mundo laboral y los colaboradores que ya están dentro, aunque tengan años de experiencia, se adecuen a las necesidades y desarrollen habilidades digitales, ya que en México aún son pocos los que las poseen.

En entrevista con El Economista, Ángeles Madrigal, fundadora de Wo/Men IN, consultoría enfocada en el desarrollo de estrategias de transformación integrando la diversidad e inclusión, dijo que el talento mexicano no está preparado para posiciones digitales disruptivas, por lo que, muchas veces, se trae de otros países.

“Se traen a otras personas para cubrir vacantes enfocadas en innovación y carreras del futuro como científico de datos, sistemas de marketing digital, ciberseguridad, entre otras. Las razones para no prepararse son diversas”, dijo.

Asimismo, la combinación de disciplinas conflictúa al talento. Por ejemplo, el marketing ya no se hace como antes, ahora requieres talento que sepa manejar la parte social en las redes, como tratar con influencers y otros aspectos digitales.

Indicó que estos aspectos se deben tomar en cuenta desde la atracción de talento y elegir a los más preparados para las necesidades de la empresa; sin embargo, no se debe olvidar a los colaboradores que ya forman parte de la organización, quienes deben reaprender para estar a la vanguardia. El objetivo es crear perfiles de innovación y disrupción.

Empresas y líderes pueden comenzar por brindar condiciones que favorezcan la flexibilidad y creatividad para desarrollar mejor el talento.

Para crear a los líderes del siglo XXI, Wo/Men IN tiene una metodología que primero analiza a la empresa, líder o negocio para saber deficiencias, necesidades y así crear un traje a la medida.

Lo más detectado en los líderes es la carencia de la triada del liderazgo: retroalimentar al talento, coaching para que la gente saque su mayor potencial, y mentoring, compartir su experiencia para crecer.

“Es en lo que más los acompañamos porque muchas veces son muy buenos líderes técnicos, pero les cuesta trabajo comunicarse”.

Para ello, se dan talleres y diferentes actividades a través de la academia digital, donde todos los líderes son alineados bajo el mismo pensamiento: la importancia de cambiar.

“Hemos notado que no se trata de no querer cambiar, sino que el cambio genera desconfianza, lo que hacemos es darles tranquilidad”, expresó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario