STPS aclara que despidos por Covid-19 son injustificados e ilegales

No tienen fundamento legal. Foto: Especial

Ante la pandemia del coronavirus en México, se han dado despidos en diferentes sectores; sin embargo, éstos son injustificados e ilegales, no deben existir sino que al contrario, hay que tomar medidas solidarias corresponsabilidad en las relaciones laborales, así como el respeto a la normatividad y las condiciones de trabajo, advirtió la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

“Debe quedar claro que no existe fundamento legal para separar trabajadores o modificar unilateralmente las condiciones de trabajo”, informó la dependencia que preside Luisa María Alcalde Luján.

La STPS hizo un llamado a las empresas que han incurrido en malas prácticas con el pretexto del coronavirus (Covid-19) a rectificar y, a los trabajadores, a denunciar ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), donde también pueden recibir asesoría jurídica.

Las autoridades reconocieron que el diálogo entre empleadores y trabajadores es sano para garantizar la continuidad de las empresas y la estabilidad en el empleo. Sin embargo, aclararon que a nivel federal la STPS es la única instancia facultada para facilitar estos espacios y mediar entre ambas partes.

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo (LFT), el gobierno federal es el único que puede ordenar la suspensión temporal de las relaciones laborales colectivas ante una declaratoria de contingencia sanitaria. A pesar de ello, algunas empresas se han adelantado, dando la opción a los trabajadores de descansar un tiempo, sin goce de sueldo.

Ante este escenario, la Secretaría del Trabajo aclaró que las empresas que están alterando las condiciones de trabajo de los empleados o recortando plantilla por el coronavirus, están incurriendo en prácticas ilegales.

Recomendaciones para las empresas

La STPS elaboró una guía de acción para que ante el Covid-19 los centros de trabajo puedan adoptar medidas de prevención y atención de sus trabajadores.

“Una situación de contingencia sanitaria exige la elaboración de planes de atención de emergencia en los centros de trabajo, y representa retos extraordinarios para las autoridades, gobiernos federales, estatales y municipales, personal médico y de ayuda humanitaria, los actores organizados de la producción, gerentes, empleados y trabajadores de los centros de trabajo”, expone la dependencias federal.

La guía de la Secretaría del Trabajo incluye una estrategia de control y un plan de atención para el Covid-19.

Estrategia de control

Promoción de la salud

Implica la orientación, capacitación y organización de los trabajadores para prevenir y controlar la propagación del coronavirus en sus centros laborales, incluyendo las siguientes:

  • Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente o bien, usar soluciones a base de alcohol gel al 70 por ciento.
  • Cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar, con un pañuelo desechable o el ángulo interno del brazo.
  • No escupir. Si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos.
  • No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos.
  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros.
  • Ventilar y permitir la entrada de luz solar

Sana distancia

Comprende la modificación de hábitos, entre los que están la distancia entre las personas y la disminución de la frecuencia y el encuentro cara a cara entre los trabajadores, entre los empleados y sus clientes y el público en general, incluyendo la adecuación de los espacios y áreas de trabajo conforme a las disposiciones relativas a la densidad humana máxima en ambiente intramuros y extramuros durante la epidemia por el coronavirus.

Filtro de ingreso

Instrumentación de un filtro de supervisión general de ingreso de los trabajadores y clientes que permita la identificación de personal con enfermedades respiratorias, con el fin de remitirlas a su domicilio en aislamiento voluntario, para disminuir el riesgo de contagio.

Resguardo

Enviar al personal a casa cuando presenten enfermedades respiratorias y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas del coronavirus que pueden ser fiebre, tos, estornudos, malestar general, dolor de cabeza, dificultad para respirar en casos más graves y en algunos pacientes pueden ser dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aislamiento

Separación y restricción del movimiento de un trabajador que se confirma el contagio de Covid-19, o la exposición al agente biológico infeccioso para evitar el contagio de la enfermedad en la comunidad.

Plan de atención

Esta parte de la guía comprende acciones que van desde la planeación o capacitación de los trabajadores hasta medidas temporales como horarios escalonados, así como mecanismos de vigilancia que los centros de trabajo para prevenir el contagio de coronavirus.

Planeación

Designar al personal responsable de mantener informado a todos los colaboradores del centro de trabajo respecto a las indicaciones de la autoridad sanitaria. Además, en este punto se deben identificar las tareas que pueden flexibilizarse o hacerse desde casa; al personal de mayor riesgo y las funciones que, por su grado de exposición o atención al público, sean más riesgosas al contagio del Covid-19. Es importante también detectar las actividades esenciales para que la empresa mantenga sus operaciones.

Información y capacitación

Los centros de trabajo deben informar al personal sobre los signos y síntomas del coronavirus, así como las medidas preventivas para evitar su contagio. Además, dar a conocer a los trabajadores los números de emergencia y las recomendaciones oficiales.

En la rama de capacitación, las empresas tienen que entrenar a los empleados en las medidas preventivas y de limpieza, como el saludo a distancia o el lavado de manos frecuente. Por otra parte, la guía establece que los centros de trabajo deben preparar a los trabajadores “para que puedan asumir y realizar diferentes funciones ante posible ausentismo”.

Medidas de prevención

  • Limpieza permanente del centro de trabajo y los lugares de labor, incluidos los servicios de alimentos.
  • Proveer productos sanitarios y de equipo de protección personal a las y los trabajadores.
  • Contar con depósitos de productos desechables y de uso personal.
  • Escalonar horarios para el uso de las instalaciones con el fin de disminuir el contacto.
  • Separar las estaciones de trabajo compartidas a una distancia de entre 1.5 y 2.0 metros.
  • Medidas de protección
  • Instrumentar filtro de supervisión general para ingresar al centro de trabajo.
  • Enviar a casa al trabajador con síntomas de la enfermedad y remitirlo a su centro de atención médica.
  • Identificar a trabajadores que hayan estado en contacto con una persona infectada y enviarlos a casa. Indicarles que en caso de presentar síntomas, acudan a revisión médica.
  • Llevar el registro del personal incapacitado y evaluar posibles casos de contagio.

Políticas temporales

  • Suspensión temporal de actividades no esenciales en función de las medidas establecidas en la Jornada Nacional de Sana Distancia. Actividad no esencial es aquella que no afecta la actividad sustantiva de una organización ni los derechos de los trabajadores.
  • Flexibilizar el trabajo, permitir la reorganización de los turnos y el escalonamiento de las jornadas laborales, así como el uso de las tecnologías para minimizar el contacto directo, incluyendo el trabajo a distancia.
  • Reducir la asistencia del personal en condición de vulnerabilidad alta.
  • Evitar el retorno de trabajadores enfermos sin contar con la evaluación médica pertinente.
  • Fomentar y brindar confianza para que las y los trabajadores se retiren ante la presencia de síntomas de la enfermedad, a través de la simplificación de trámites de incapacidad y la eliminación de descuentos por ausencia.
  • Vigilancia y supervisión

  • Monitoreo de trabajadores en aislamiento y en caso de ser necesario contactar a la autoridad.
  • Monitoreo de las disposiciones que establezcan las autoridades competentes para la modificación de acciones.
CRÉDITO: 
Gerardo Hernández / Factor Capital Humano