Con Síndrome del Impostor, 76% de los mexicanos

El miedo al fracaso, ansiedad y depresión, lo desencadenan. Foto: Especial

¿Has sentido que no eres suficientemente bueno en lo que haces, que tus logros realmente no son valiosos o que no estás a la altura del puesto que tienes? Tal vez, al igual que 76% de los mexicanos, padezcas en síndrome del impostor, revela OCCMundial.

De acuerdo con el Termómetro Laboral de OCCMundial, de esta semana, 76% de los mexicanos han revelado sufrir el Síndrome del impostor, el cual consiste en no sentirse capaz de realizar actividades o que no se es bueno para lo que se trabaja. De quienes lo padecen, 46% lo sufre esporádicamente y 30% recurrentemente.

“Solo un 23% afirmó que nunca se han sentido así, ya que confían y creen en sí mismos y el 1% restante consideró que muy pocas veces han presentado el padecimiento”, expone la encuesta.

Al analizar porque las personas se sienten como impostores, 45% confesó que el mayor causante fue el miedo al fracaso, 28% por desconocer sus habilidades, 25% el querer ser perfeccionista y 1% por tener baja autoestima.

Los síntomas

El síndrome del impostor puede afectar a todos tipos de personas sin importar el puesto laboral que desempeñe, desde aquellos que van empezando su carrera como becarios o aprendices, hasta directivos, ya que las presiones y el miedo de fallar se pueden presentar en cualquier momento. Por ello, no es raro encontrarlo en quienes a pesar de tener muchos logros, éxito y crecimiento, sienten que no son buenos.

Ejemplo de personas reconocidas que han vivido este síndrome son Michelle Obama, Emma Watson, Neil Armstrong, Meryl Streep y Tom Hanks.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México, este síndrome, descubierto en 1978 por las psicólogas Pauline Clance y Suzanne Imes, quienes lo detectaron primero en mujeres aunque actualmente afecta a hombres y mujeres por igual; las razones de sufrirlo son multifactoriales como comparaciones entre personas, presiones sociales o falta de confianza. Quienes más lo padecen sufren, previamente, depresión, ansiedad, déficit de atención e hiperactividad.

Asimismo, dentro de los síndromes hay cinco categorías, de acuerdo con la UNAM:

  1. Los perfeccionistas: quienes se ponen expectativas muy altas para sí mismos
  2. Expertos: buscan capacitaciones certificaciones o diplomados porque no se sienten competentes
  3. Genio natural: si algo les costó trabajo, sienten que no son tan buenos como otros
  4. Individualistas: tienen la necesidad de hacer todo sin pedir ayuda o de lo contrario, serán fracasados
  5. Superhumanos: se esfuerzan a diario, más que los demás y deben triunfar en todo.

¿Cómo revertirlo?

No saber cómo superar este síndrome puede tener problemas en el entorno laboral, así como aumento de enfermedades como depresión o ansiedad, causar frustración o decidir abandonar todo por "la falta de capacidad”.

Para superarlo, primero, hay que reconocer que se tienen los síntomas y posteriormente, trabajar en los siguientes pasos que enlista Michael Page:

  • Haz una lista de todas tus fortalezas, por más pequeñas que te parezcan y cuando sientas ansiedad o que no eres lo mejor, léela.
  • No postergues las cosas porque el retraso solo aumentara el sentimiento de ineptitud y no saber cómo hacer las cosas.
  • Concéntrate en mejorar tus hábitos, sobre todo esos que te detengan. Haz ejercicio, aliméntate sanamente, dedícate a cosas que te gusten e impulsa tu creatividad.
CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario