Siete tips para crear tus propósitos de año nuevo en la oficina

Aprende a desarrollar tus propósitos en el trabajo. Foto: Especial

El principio de año representa una oportunidad para hacer nuevas cosas, corregir otras y atreverse a hacer cambios en pro de nuestro bienestar, por lo que es común fijarse propósitos como hacer ejercicio, comer mejor o visitar nuevos lugares.

Si bien estas metas son positivas, muchas veces se dejan de lado las metas en el trabajo, porque aunque se tenga la iniciativa de cambiar o tener un mejor desempeño, no se fijan en concreto los planes para lograrlo.

Por ello, a continuación te decimos cómo desarrollar tus objetivos en la oficina y así tengas mejor crecimiento.

Escribe tus metas y fija fechas

Lo mejor para organizarte es escribir tus planes y metas en papel, porque hay más probabilidad de que los cumplas, no los olvides y te organices mejor.

Haz apartados de las prioridades a corto, mediano y largo plazo, y lo que necesites para cumplirlas. Puedes adornar con colores para que ubiques mejor cada módulo y te motives más a ver tu agenda.

Si eres más tecnológico, busca apps de organizadores, notas o calendarios para que tengas una mejor administración.

Deja lo malo en el pasado

Tal vez el 2019 te dejo experiencias no gratas, muchos problemas o conflictos con tus compañeros. Aprovecha este inicio de año para dejar todo eso atrás, reflexionando qué aprendiste de ellos y cómo puedes evitarlo de ahora en adelante.

De nada sirve que guardes rencores o malos recuerdos.

Despeja tu mente

Da lo mejor de ti en tu trabajo, pero tampoco te obligues a dar demasiado.

Exigirte la perfección y trabajar por largas horas sin descanso no es bueno para tu salud, no te hace más productivo y tampoco te garantiza que la calidad sea la mejor.

Además, de esta manera te alejas de tu familia y amigos, y esos son momentos que ningún trabajo ni dinero te pueden recuperar.

Piensa en los demás

Si tienes un equipo a tu cargo, no olvides incluir los objetivos de todos ellos. Por ejemplo, reducir el número de juntas, tener flexibilidad de horarios, tener reuniones uno a uno a la semana para saber cómo están los colaboradores, tener mayor cercanía, tener horarios bien establecidos, entre otros.

Reúne a tu equipo y pregúntales que es lo que quieren lograr este año, qué sienten se debe cambiar o cuáles son sus inconformidades.

Sé ordenado

Tu escritorio u oficina, siempre debe estar lo más ordenado posible porque así tendrán un mejor ritmo de trabajo.

Elimina los papeles amontonados, administra esas carpetas que hacen bulto, limpia tu cajón y tira todo lo que ya no funcione. También puedes adornar tu espacio con imágenes, fuentes relajantes, accesorios de oficina que más te gusten e incluso algunos juguetes.

Sé más ecológico

Estamos en un momento donde debemos tener mayor conciencia ecológica, por lo que es conveniente que implementes estrategias en pro del medio ambiente.

Puedes comenzar evitar imprimiendo hojas que no son necesarias, reciclar artículos de oficina, evitar comprar botellas de agua de una sola vez, promover una campaña en tu oficina de reciclaje de plástico, entre otras cosas.

Mantente activado

Aunque trabajar en oficina representa largas horas sentado frente a una computadora, trata de tener descansos y caminar cada cierto tiempo y no estar totalmente quieto.

Camina cada hora (si es antes mejor), cada 15 minutos enfoca tu vista en otra cosa que no sea tu computadora o celular para que puedas descansar y estira tus brazos y manos cada cierto tiempo para evitar dolores. También asegúrate de tener una postura derecha para evitar lesiones.

Si lo deseas, también puedes hacer algunos ejercicios en tu silla o escritorio, como yoga o cargar artículos.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario