Si trabajas muchas horas no eres productivo

No tener descanso no es bueno para la salud ni los negocios. Foto: Especial

"Si trabajas mucho mucho y dedicas más tiempo que los demás, entonces eres más productivo y exitoso", es una frase que en más de una ocasión todos hemos escuchado; sin embargo, la realidad es que esto no es cierto.

De los emprendedores de una startup, 60% asegura que decidió ser su propio jefe para encontrar un mejor equilibrio entre trabajo y vida persona, pero solo 47% cree realmente haberlo conseguido. Se puede concluir que la mayoría de ellos vive para trabajar, no trabaja para vivir.

Estos resultados, extraídos de un análisis de Salesforce a partir de la entrevista a 2,200 empresas en EMEA, confirman que los emprendedores todavía no han conseguido el aprobado en gestión del tiempo.

Más de la mitad (56%) de los propietarios de pequeños negocios en España trabajan entre 31 y 40 horas semanales -como el resto de los asalariados-, pero muchos de ellos terminan realizando labores profesionales más allá de estos límites. Lo peor de todo es que tampoco se toman muy en serio tomarse días libres. El informe de Salesforce recoge que sólo 20% de los consultados afirma que nunca trabaja en festivo, 27% en vacaciones, y 18% en festividades religiosas, el mismo porcentaje de los que reconocen dedicar al ocio el fin de semana.

Asignaturas pendientes

"No es posible conseguir la conciliación si lo extraordinario se acaba convirtiendo en rutina", apunta Giovanni Crispino, vicepresidente de Salesforce para Iberia, Italia e Israel.

Añade que alcanzar la conciliación entre vida personal y profesional sigue siendo un reto paras las empresas de menor tamaño porque disponen de menos recursos, "pero sería deseable que las organizaciones prediquen con el ejemplo de romper con la cultura del presentismo que 'premia' ocupar el puesto de trabajo más horas sin medir la eficiencia del tiempo dedicado".

Que las jornadas laborales extensas para sacar adelante el trabajo no son saludables es algo en lo que está de acuerdo 63% de los entrevistados. Sin embargo, más del 32% admite que esta cultura está presente en sus negocios, y 47% señala que la falta de tiempo tiene un impacto negativo en su salud personal y en la de sus empleados.

Las consecuencias son evidentes: 22% asegura que ellos o algún miembro de su plantilla se ha acogido a alguna baja laboral por razones de salud mental.

La solución de la tecnología

Cuando el sentido común deja de ser el más común de los sentidos, la tecnología y sus virtudes pasan a un primer plano. La mayoría de los emprendedores afirma que los procesos agilizan el trabajo y, además, permiten alcanzar objetivos de manera más ordenada y eficaz.

De los consultados por Salesforce, 48% afirma que las tecnologías emergentes como Internet de las cosas (IoT en sus siglas anglosajonas), la inteligencia artificial o la automatización ayudarían a ahorrar tiempo en sus empresas.

Un porcentaje similar (46%) cree que las nuevas tecnologías ya han contribuido a que sus empleados sean más productivos de lo que eran hace un par de años.

Ponerse las pilas en el uso de estas herramientas parece la solución papara un asunto con consecuencias. Crispino recuerda que el problema de exceso de horas está presente en 32% de las empresas españolas, "lo que está teniendo un impacto directo en el bienestar de los empleados y en el rendimiento empresarial".

En cuanto a esto último apunta que "el 40% dice que la falta de tiempo le ha costado dinero a su organización o la pérdida de oportunidades de nuevo negocio". Este ejecutivo anima a las pymes a hacer frente a este desafío, ya que en su opinión, "las empresas con estructuras reducidas y menos empleados tienen una mayor capacidad para adaptarse a los cambios".

Quién marca los límites

"Cuando eres el fundador, manager o socio de una empresa no hay límites. Hay que estar conectado de forma permanente". Manuel de la Esperanza, fundador junto con Sacha Gordillo y Luis Gelado de Wave Location Technologies (WLT), cree que la conciliación de la faceta profesional y personal es complicada cuando se está al frente de un negocio.

Fundada en 2013, esta 'start up' de tecnología de localización en tiempo real tiene 12 millones de usuarios en 150 países y cuenta con una plantilla de 30 empleados distribuidos fundamentalmente en España.

Explica De la Esperanza que en la gestión de su plantilla apuestan por la flexibilidad laboral y por la responsabilidad. "El trabajo es por tareas, al margen de cuándo y dónde se realicen. Contamos con herramientas para estar comunicados.

Lo único que pedimos es disponibilidad a través de Slag, y recurrimos a Jira para administrar y hacer un seguimiento del trabajo". Para este emprendedor, la libertad para organizar el tiempo está supeditada a informar de ello al resto, sin embargo, afirma que "si eres responsable, para llevar una empresa tienes que estar siempre conectado".

CRÉDITO: 
Expansión España / RIPE