El rol del emprendedor

Foto: Shutterstock

Emprender un nuevo negocio es un proceso con etapas claramente definidas a nivel empírico internacionalmente, comenzando con la gestación de la idea, desarrollo del prototipo, generación de primeros clientes, obtención de inversión de riesgo y finalmente la puesta en marcha de la nueva empresa con el modelo de negocio ya verificado con consumidores reales en el mercado..

Habitualmente los equipos detrás de los proyectos de nuevos negocios tienden a mantener las posiciones directivas tras obtener la inversión de riesgo, debido a sus conocimientos técnicos específicos, experiencia relevante en trabajos anteriores o por el interés de involucrarse más en ciertas áreas.

Lo cierto es que en muchos casos esta práctica recurrente de los nuevos empresarios no es la más recomendable, debido a la complejidad, experiencia requerida y perfil necesario para realizar correctamente estas funciones, aunque en un inicio puedan estar activamente involucrados en estas actividades. Esto aplica sobre todo para las personas que fundan empresas en una etapa temprana de su vida laboral, sin haber desarrollado la experiencia que se adquiere en corporaciones ya establecidas, con procesos equivalentes a los que deberán enfrentar quienes estén a cargo de la nueva compañía.

Independiente de lo anterior, lo más recomendable a la hora de emprender un nuevo negocio es considerar desde un inicio la necesidad de contar con el capital humano requerido para el correcto desarrollo de las operaciones, asumiendo que no serán los socios fundadores los que desarrollaran realizarán estas tareas en el mediano plazo. Por lo tanto, es fundamental identificar a los colaboradores claves que llevan a cabo estos procesos críticos para el crecimiento de la nueva empresa.

Identificar y reclutar a estos colaboradores claves no es una tarea sencilla, debido al riesgo que supone para ellos integrarse en una empresa de reciente creación, respecto de una compañía ya establecida y con procesos estandarizados. Las nuevas compañías requieren de personas dispuestas a tomar este riesgo pero con la recompensa implícita del crecimiento personal y la experiencia por adquirir en un proyecto que exigirá tomar debe generar muchas decisiones, sin experiencia concreta anterior que guíe los pasos a seguir.

Por otra parte, el rol de los fundadores consiste en integrar el comité de administración de la nueva empresa, en conjunto con los socios inversionistas y personas con la experiencia adecuada para tomar las decisiones estratégicas que lleven al éxito al proyecto. Los fundadores por lo general son las personas más adecuadas para detectar nuevas oportunidades de mercado que sean complementarias con las actividades actuales de la organización, y que coadyuven a aumentar el valor económico de los activos ya en operación.


En línea con lo anterior, hemos visto en los últimos años el surgimiento y consolidación de un nuevo perfil de emprendedores, el denominado emprendedor “serial”, que son aquellas personas altamente creativas, con una gran capacidad para desarrollar e implementar nuevas ideas las cuales, una vez que observan que las operaciones son sólidas y siguen el modelo de negocio establecido, delegan en una administración profesional la actividad diaria y se dedican a emprender proyectos futuros de la organización, o venden su participación accionaria de la empresa ya en marcha para invertir en algún nuevo proyecto.

Un ejemplo notable de este nuevo perfil de emprendedores lo constituye Elon Musk, co fundador de Pay Pal en 1998, startup que fue adquirida por eBay en 2002 luego de una exitosa oferta pública de acciones. Con el resultado de la venta de sus acciones Musk lanzó ese mismo año SpaceX, la que llegaría a ser la primera compañía privada del mundo en llevar carga a la estación espacial internacional. En paralelo a esta empresa, Musk incursionó el año siguiente en el mercado de los vehículos de lujo eléctricos con Tesla Motors, la cual comercializa al día de hoy sobre 500 unidades por semana en los Estados Unidos.

*El autor es director de Incubadora de Negocios Universidad Anáhuac México Norte.

[email protected]

La Incubadora de Negocios de la Universidad Anáhuac Norte, El Empresario, sección de Pymes, y Emprendedores, de El Economista, presentan este ejercicio académico y editorial. El tema general es el desarrollo de nuevos negocios, que se desglosará en 10 subtemas que serán publicados cada 15 días entre el 1 de julio y el 4 de noviembre.

CRÉDITO: 
Angelo Gordillo*