RH debe crear buenas experiencias al reclutar

Lo más importante es generar una conexión emocional. Foto: Shutterstock

Lo más importante es generar una conexión emocional a través de los procesos de la empresa, para que los colaboradores tengan bienestar y mayor compromiso.

Alberto trabajó 10 años como contador en una empresa que valoraba mucho, pero a inicios de año, la compaña tuvo que hacer recorte de personal. A partir de ese momento, comenzó su búsqueda de empleo.

Por meses participó en diferentes procesos de selección y aunque tuvo buen desempeño, la atención por parte de Recursos Humanos (RH) no fue la adecuada, no sabía cómo iba su caso y si no se quedaba, no le decían.

Como Alberto, cientos de personas viven esta situación, lo que genera estrés, desanima y da mala imagen a la compañía, lo que inhibe querer ser parte de ella. De ahí la importancia de crear buenas experiencias desde la contratación.

“Lo que nos ha pasado en RH es que se habla de procesos, queremos administrar a las personas como un proceso. Así estás perdiendo la oportunidad más grande que tienes: generar una experiencia alrededor del proceso”, explicó Manuel de la Vega, director de Recursos Humanos en The Coca-Cola Company.

Durante el foro RH en Acción, Talento que Transforma, detalló que lo más importante es generar una conexión emocional a través de los procesos de la empresa.

Atraer talento

Al platicar con Manuel, indicó a El Economista que generar experiencias es vital porque actualmente la gente es la que escoge a las empresas para trabajar, no como antes que ellas elegían a quienes contratar.

Las empresas deben abrir sus puertas y una forma es a través de las redes sociales, donde demuestran la cultura, valores, formas de trabajo de la organización y el propósito, que permita generar una conexión.

“Hay que comunicar y ser más asertivos al explicar por qué es el mejor espacio para que vengas y desarrolles tu talento”, dijo.

Asimismo, al recibir CVs, los reclutadores deben dejar de lado los paradigmas como ver la escuela de procedencia o el género. Lo más importante es ver la experiencia, pero no sólo los años que han desempeñado en ciertas funciones, sino lo que cada acción ha dejado de enseñanza.

Por ejemplo, cuando se tienen viajes al extranjero, se obtiene una experiencia multicultural que demuestra estar abierto al cambio y a aprender nuevas cosas. Si trabajaste en un expendio de comida rápida, tienes experiencia de atención al cliente, rapidez y trabajar en situaciones diferentes. Si emprendes, estás dispuesto a arriesgarte, el cambio demuestra iniciativa.

“Lo que se busca es la experiencia y cómo se capitaliza para aplicarlo a la siguiente posición. No todo es un corporativo y esto vale más allá del papel”, expuso.

Durante la selección

Es importante mantener la experiencia en todo el camino para obtener la vacante, porque “al generar una buena experiencia, no importa que tan largo sea el proceso de reclutamiento, siempre que lo vayas disfrutando”.

En esto, se puede dar el resumen de cómo va el proceso, retroalimentaciones después de cada prueba, compartir la cultura, los productos o servicios de la organización, dar enseñanzas e incluso conectar con la familia del candidato.

Manuel indicó que una forma es con plataformas que permitan al candidato saber a detalle cómo va su proceso de selección.

Otro aspecto importante es olvidarse de los paradigmas, como elegir personas basadas en escuelas, género o cualidades físicas.

En este sentido, recordó el caso de Aldo, colaborador con síndrome de Down que se encarga de hacer entrevistas de trabajo a quienes desean entrar a Coca-Cola.

“Cuando ven a Aldo, ¿qué tipo de experiencia creen que se llevan los candidatos?”, cuestionó.

El primer día

La experiencia también se trata de hacer del primer día, algo especial.

Bastan acciones pequeñas: dar el recibimiento el primer día a través de llamadas, mensaje u otra vía de comunicación, hacer saber a las personas de seguridad el nombre de la persona, que le den su bienvenida, enviarle información como mapas de la organización, dónde estará su lugar de trabajo, cómo se ve la empresa por dentro y recomendaciones generales, entre otras. Todo esto también puede eficientarse con una aplicación móvil.

“Son cosas que ni cuestan dinero. No hay punto más fuerte de conexión que sentirse esperado”, consideró.

En el caso de Coca-Cola, también se preguntan los intereses sobre fútbol, teatro y conciertos, porque se dan boletos para eventos. Así se generan experiencias únicas y personalizadas.

La experiencia debe extenderse en toda la estancia de colaborador e incluso, si se requiere hacer un despido, hay que asegurarse que sea lo menos negativa posible. Para esto, tecnologías como avatares virtuales que permitan entrenar, pueden ser de gran ayuda para el departamento de RH.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario