Reorganizar la ubicación de los empleados aumenta ingresos en la empresa

Foto: Shutterstock

En los últimos años ha cambiado la forma en que las empresas ven el espacio de trabajo para sus empleados, cada vez se preocupan más por brindar áreas confortables y un bien ambiente de trabajo, incluso diversos informes refieren que un trabajador que se encuentra en un lugar placentero incrementa su productividad.

Las organizaciones que buscan incrementar la productividad de los empleados tan solo requieren reorganizar la distribución de los lugares de los trabajadores, ello aumenta hasta 15% el desempeño de la organización, señala el estudio “Planeación y estrategia para maximizar el rendimiento de los empleados” realizado por Cornerstone OnDemand, líder en software de aprendizaje basado en la nube y gestión de capital humano.

El informe, que analizó más de 2,000 datos de empleados durante dos años detalla que para una organización de 2,000 trabajadores, una correcta “gestión del espacio” podría agregar un estimado de un millón de dólares de ganancias al año y que un empleado que se sienta junto a otro puede tener un impacto significativo en su rendimiento, tanto para situaciones positivas como negativas.

Asimismo, el informe dice que existen tres tipos de trabajadores, los productivos, generalistas y de calidad y que la mejor forma de tener un impacto efectivo en la producción laborar es emparejar diferentes categorías: por ejemplo, “la habilidad de gestión del tiempo de una persona productiva se "contagiará" y ayudará a mejorar el tiempo de respuesta de un trabajador de calidad”.

Además, las personas que muestran un rendimiento bajo, al relacionarse con aquellos productivos incrementan su rendimiento significativamente.

Para saber en qué categorías está cada empleados, las empresas deberán
hacerse una lista de preguntas que respondan al tiempo en que tarda una persona
en completar una tarea y si es relativamente productivo y enfocado en la calidad, ello definirá como reacomodar los lugares de trabajo.

El contagio

Las empresas deben tener particular cuidado en la ubicación del personal, porque algunas colaboraciones pueden tener un impacto productivo, pero hay algunos trabajadores que están mejor separados.

Por ejemplo; un trabajador “toxico”, es decir que distrae a sus compañeros y evita que realicen sus tareas habituales, tiene un impacto negativo en el desempeño de los demás, y en este caso el cambio de lugares resulta contraproducente para la empresa.

El informe refiere que cuando dos empleados tóxicos se sientan juntos aumenta la probabilidad en 27% de que alguno de ellos sea despedido. Esto sugiere que las empresas deben prestar mucha atención a las encuestas de calidad de los empleados para entender cómo se sienten en su entorno de trabajo.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.