Regular outsourcing para evitar malas prácticas, objetivo del Senado

Napoleón Gómez Urrutia. Foto: Especial

Para frenar las malas prácticas de los outsourcings, se requiere un marco regulatorio efectivo que garantice los derechos de los trabajadores y garantice la capacitación, aseguró Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado.

Al inaugurar el Parlamento Abierto en materia laboral en la Cámara Alta, el senador de Morena afirmó que en las próximas reformas laborales se buscará mejorar la regulación de la subcontratación para eliminar malas prácticas como la simulación del servicio de tercerización.

La regulación del outsourcing se encuentra entre los temas urgentes y prioritarios a discutir durante el Parlamento Abierto, a los que se suman los de igualdad de género, la discriminación y el acoso. Además, una reforma que garantice buenas prácticas de subcontratación, enfatizó el legislador, es necesaria ante un mercado en el que sí hay empresas que hacen bien la tercerización.

“Al igual que existen empresas que ejercen prácticas desleales en materia de subcontratación, también hay quienes de manera responsable buscan cumplir con todos los lineamientos que establece la legislación en materia laboral, por lo que sería irresponsable catalogarlas a todas por igual”, comentó el legislador.

A decir de Napoleón Gómez Urrutia, el mal outsourcing se caracteriza por:

  • La simulación en la prestación de servicios sin llevarlo a cabo
  • Dar de alta a las personas trabajadoras con un importe menor de salario al que realmente ganan
  • El constituirse con el único fin de evadir las cargas laborales y fiscales al cliente contratante
  • No pagar de manera correcta las contribuciones federales, locales y de seguridad social

Pero estos puntos no son los únicos que hacen urgente la regulación de la subcontratación. El senador destacó que a pesar de los esfuerzos que ha hecho la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con las inspecciones laborales, no se han logrado los resultados esperados y las malas prácticas de tercerización se continúan realizando.

Este martes arrancó en el Senado el Parlamento Abierto en materia laboral, un espacio en el que los senadores conocerán las opiniones de los sectores empresariales y sindicales, especialistas y académicos sobre los puntos que se pueden mejorar de la reforma laboral del 1 de mayo y los temas que se pueden legislar a partir de septiembre.

Reforma laboral es perfectible

El senador Clemente Castañeda Hoeflich, presidente de la Comisión de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana del Senado, reconoció que la reforma del 1 de mayo fue un buen paso en la modernización del mercado laboral mexicano. Sin embargo, reconoció que por el calendario del periodo ordinario anterior, no se pudieron abrir espacios para discutir los temas pendientes.

Castañeda Hoeflich dijo que hasta el momento han recibido “50 observaciones puntuales” al decreto de la reforma laboral, las cuales serán incluidas en las conclusiones del Parlamento y consideradas por las comisiones dictaminadoras.

“Con la convicción de que toda ley es perfectible y que sólo a través del diálogo y el análisis con quienes aplicará este ordenamiento podremos construir mejores andamiajes jurídicos”, comentó el senador de Movimiento Ciudadano.

En ese sentido, Napoleón Gómez Urrutia destacó que la reforma del 1 de mayo fue un buen avance en el reconocimiento de los derechos de los trabajadores, pero es perfectible y quedan temas pendientes por incluir.

CRÉDITO: 
Gerardo Hernández y Blanca Juárez / Factor Capital Humano