Reglas básicas para posicionar a tu pyme en Instagram

No requieres gran inversión económica y llegarás a más personas. Foto: Especial

Instagram se convirtió en una de las redes sociales preferidas por todos, especialmente por el sector juvenil, debido a la facilidad de compartir fotografías o videos sobre diversos temas; sin embargo, tanta ha sido la preferencia que incluso las empresas ya la están utilizando dentro de sus estrategias de ventas y promoción.

Todas las empresas pueden obtener grandes beneficios al usar Instagram, pero las que más provecho pueden sacarle son las pequeñas y medianas (Pymes), ya que no requieren una gran inversión económica, pueden posicionar mejor su negocio, tener un canal de venta más directo, ser más fuerte y mantenerse en el mapa.

“Siempre es conveniente tener presencia en Instagram. Tu cuenta puede convertirse en un poderoso punto de contacto directo con tu potencial cliente, que te ayuda a estar siempre en su mente y eso puede ayudar a vender más fácil”, explicó en entrevista con El Economista, Diana Muñoz, instructora de Instagram Marketing en Udemy, plataforma de aprendizaje en línea.

Destacó que pese a que el número de usuarios en Instagram crece rápido, aún hay un gran porcentaje de Pymes que no está sacando partido de ello. Esto también representa una ventaja porque al no tener mucha competencia, las que ya están tienen más posibilidades de llegar a tu público objetivo

“Esto hace que este sea un excelente momento para aprovechar esta gran ventaja y brillar sobre la competencia”.

Tal es la importancia de la red social que de acuerdo a un estudio realizado por Facebook en 2019, 83% de los usuarios de Instagram descubre nuevos productos y servicios en la plataforma, además que 80% se decide por adquirir alguno.

Cómo empezar

Muñoz resaltó que para comenzar a tener presencia en la plataforma, los dueños de Pymes deben enfocarse en crear contenido valioso para sus comunidades, a través de contenido educativo, de entretenimiento o inspiracional, por ejemplo.

Detalló que el contenido debe ser valioso de forma consistente y gratuita, y posteriormente, se puede hacer un llamado a la acción pidiendo a la audiencia realizar alguna acción como comprar producto.

Uno de los métodos más innovadores es la creación de filtros para las historias de Instagram.

“Desde 2019, Instagram permitió a los usuarios crear filtros y compartirlos con sus audiencias. Si llegas a crear un filtro que se vuelva viral porque mucha gente lo está usando, te va a dar muchísima visibilidad porque cada persona que use el filtro llevará un acceso directo hacia tu perfil”.

Sobre la frecuencia de publicaciones, mencionó que lo ideal es una vez al día o día de por medio, si se tiene el tiempo disponible. Lo importante es hacer pruebas e ir observando el tipo de comportamiento de la audiencia para determinar los mejores horarios y días.

Qué no hacer

Si se quiere tener una estrategia exitosa, Muñoz resaltó que hay tres cosas que deben evitarse, las cuales son:

  1. Convertir tu perfil o cuentas en un “brochure” promocional: no hay nada más aburrido y con más bajo porcentaje de interacción que una cuenta en la que solo se muestran productos y precios. Recuerda ofrecer cosas de interés como consejos, videos sobre producción, artículos de interés, entre otras cosas.
  2. Usar bots o cualquier tipo de acción de spam: Instagram cada vez se pone más estricto con este tema, y castiga este comportamiento bloqueando temporal y permanentemente millones de cuentas. Esto te generará una mala imagen y puede arruinar tu negocio.
  3. Creer que el número de seguidores es proporcional al número de ventas: un gran número no reflejará ventas altas, ya que hay cuentas con menos de 1,000 seguidores que pueden generar más ventas que una de 10,000. Para tener más ventas y clientes hay que ofrecer contenido que ayude a la comunidad responder preguntas y estar disponible siempre.
CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario