¿Qué perfil buscan las empresas?

Foto: Shutterstock

El mundo competitivo ha llevado a las empresas a establecer una serie de habilidades y competencias que un candidato debe tener, sin importar el área en la que se desarrolle, un perfil del aspirante idóneo para la compañía.

“Las empresas en lo primero que se fijan al contratar es que el candidato cubra los aspectos técnicos y de conocimientos del puesto, y que provengan del mercado de la vacante; es decir, que en los últimos años se haya desarrollado en un puesto similar y muestre un grado de experiencia”, menciona en entrevista Mayra Ortega, directora general de Servicios Empresariales Lucas5, compañía dedicada a la búsqueda de talento por Internet.

Las compañías también se fijan en la personalidad y empatía de los aspirantes, lo cual puede conocerse durante la entrevista.

“Vemos la actitud, su comunicación verbal y no verbal. Por ejemplo, para un puesto de ventas es muy importante este tipo de comunicación”, expresa.

Mayra Ortega señala que un ingrediente importante de un ejecutivo es su entusiasmo por querer hacer el trabajo y que un empleado automotivado muestra mayores resultados que aquel al que no le interesa su trabajo.

Además, el liderazgo y la iniciativa del trabajador también son un punto en el cual se centran los reclutadores al seleccionar a un candidato.

Tal vez no sea fácil identificarlo durante la entrevista; sin embargo, para tener liderazgos hay que ser congruente y eso puede verse en el Curriculum Vitae y en las actitudes del aspirante.

Los conocimientos y habilidades que muestra el candidato para el puesto son indispensables. Por ejemplo, en un director de administración y finanzas, las habilidades numéricas son fundamentales.


La especialista en reclutamiento menciona que la estabilidad, compromiso y lealtad es fundamental en un empleado. “Antes veíamos el currículum donde el trabajador duraba dos, tres o más años en una empresa, ahora, con las nuevas generaciones llegan aspirantes con siete o 15 meses en un puesto. Ello nos dice que la persona es inestable, no se compromete y no es leal a ninguna empresa”.

La reputación profesional del candidato también es una cuestión que evalúa el reclutador y es algo que a las personas se les olvida cuidar. La imagen que se tiene dentro y fuera puede abrir puertas o cerrar muchas otras.

Una persona que es conocida en el trabajo por beber de más, ser impuntual y manejar un lenguaje inapropiado difícilmente sería aceptado en un nuevo empleo o promovido en la misma empresa. Se requiere dar una imagen ejecutiva y de seriedad.

“Hay que salir bien de cada trabajo y retirarse haciendo las cosas en orden, ello permite mantener una buena reputación y si después de algunos años un reclutador tiene que checar la imagen profesional del candidato, habrá mayor posibilidad de su contratación”, especifica Mayra Ortega.

En la congruencia también se fijan los reclutadores.“Una persona que no es congruente con su familia menos lo será en una empresa”, menciona.

Por último, las compañías buscan a candidatos compatibles con sus valores y forma de trabajo. “Nos fijamos en que el candidato provenga de una empresa similar con cultura similar y que se enamore de los valores de la compañía”, finaliza Mayra Ortega.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.