--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lo que Richard Branson nos enseña sobre liderazgo

Foto: Cortesía

En más de 50 años como empresario, Richard Branson creó un imperio valuado en 5,000 millones de dólares. No será uno de los hombres más ricos del mundo, pero sí uno de los más conocidos y admirados por su estilo irreverente y retador de enfrentar a las empresas Goliat del mundo, a las que ha vencido con ingenio.

El fundador de Virgin Group, un conglomerado formado por más de 360 empresas, es sobre todo una fuente de inspiración para la nueva generación de empresarios, que busca el éxito en los negocios, ser relevantes para accionistas, socios y clientes, pero también para el mundo en el que interactúan, y para ellos, Branson tiene mucho que compartir.

En su más reciente visita a México, el pasado fin de semana, para cerrar las actividades del INCmty, el CEO de Virgin Group, expuso en una conferencia magistral su visión sobre los negocios en la era Trump, su pasión por la vida, familia y la diversión y su tarea como empresario socialmente responsable.

Hacer ejercicio

“Fumar es como pegarse un tiro en la cabeza”, asevera Branson en la plática que sostiene con John Ratliff, fundador de Appletree Answers. Sin importar en qué parte del mundo se encuentre, el CEO de Virgin Group se levanta a las 5 de la mañana para hacer ejercicio. Entre sus aficiones está el tenis, kitesurfing y la natación. Este tiempo extra fuera de la cama, no solo le da la tranquilidad para pensar, sino también para hacer repasar la agenda del día.

Tener tiempo para la familia

Se puede decir que Branson es un hombre de familia. Está casado con Joan Templeman, su segunda esposa, con quien procreó a Holly, quien ejerce como médico y a Sam, director de cine y modelo. Con ellos, el magnate, lleva a cabo diversas aventuras como tratar de cruzar en kitesurf el canal de la Mancha o hacer un recorrido de 2,000 kilómetros en bicicleta por Sicilia. Para ello “hay que mantenerse saludable para lograrlo”.

Branson disfruta de los nietos gemelos y está a punto de reestrenarse como abuelo el próximo mes. “Es una suerte tener hijos y tener más nietos. Nos sentimos vencidos”.

Buena parte de esta felicidad la debe a que crió hijos “que se paran sobre sus propios y hace sus propias cosas”.

Tener una causa

“Con la riqueza viene una enorme responsabilidad, pero hay quienes piensan que el gobierno debe resolver los problemas del mundo, pero los empresarios deben ver que, si cada uno adopta un problema, resolveríamos todos”, sostiene Branson, quien creó Virgin Unite, una iniciativa con cuatro líneas de acción: hacer de los negocios una fuerza impulsara de beneficios sociales, ambientales y económicos; apoyar soluciones de mercado que combatan el cambio climático; ayudar a las startups que tengan un impacto positivo en el mundo y proteger los derechos y libertades de los seres humanos.

Tener actitud ante la adversidad

“Si tienes una empresa de 80,000 empleados, hay posibilidades de que algo salga mal”, señala Branson, quien en mayo del 2014 se dio “un abrazo gigante” con el equipo de 600 ingenieros de Virgin Galactic, luego que la nave para transportar turistas se estrelló durante un vuelo de prueba.

“Soy optimista y siembre busco lo mejor de las personas. Ahora tenemos una nueva nave espacial y tenemos confianza de que esta vez sí va a tener éxito.”

Siempre tomar notas

Aunque fue mal estudiante, Branson tiene el hábito de escribir. “No habría podido construir Virgin sin mis cuadernos de apuntes”. Mientras otros hablan, el empresario escribe “para acordarme de las 20 cosas que se hablan en las juntas, además han sido útiles para escribir mis libros… es importante no estar solo como espectador escuchando”.

Vencer a los grandes con ingenio

Richard Branson inició en 1982 Virgin Atlantic Airways con un solo Boeing 747. Hoy vuela a seis distintos destinos con 39 aeronaves. Sin dinero para publicidad, se usó asimismo para hacer promoción de la nueva aerolínea, que pronto llamó la atención de British Airlines, la cual se propuso ponerle un alto. El asunto terminó en tribunales a favor de Virgin.

El ingenio no para ahí. Luego que las televisoras se negaran a dar espacio a Branson durante el Superbowl del 2015, el empresario inglés contratacó con una jugada magistral que lo puso en el mapa durante uno de los eventos más caros para los anunciantes. En la parte baja de un dirigible escribió: “Los camarógrafos de la NBC son los más ardientes”, pronto todas las cámaras apuntaban al globo tanto como al partido.

Branson recomienda a los empresarios tratar de crecer lo más rápido posible, para que a las grandes compañías les sea difícil sacarlos del negocio.

Divertirse

“El 80% de nuestra vida nos la pasamos en el trabajo, así que los líderes debemos asegurarnos que los empleados se diviertan, con una sonrisa en la cara, haciendo bromas, no tomándose enserio”, recomienda Branson, quien desde muy joven mostró esa inclinación hacia el riesgo y la diversión.

Finalmente, Richard Branson ve la vida como un largo proceso de aprendizaje. Absorben las ideas de todos y saber, por ejemplo, en su visita a México, como se siente la gente luego de las elecciones en Estados Unidos, en la que vio la preocupación e impotencia de los emprendedores, pero también, y éste fue parte de su mensaje, que es un momento excitante para emprender.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.