¿Por qué necesitas pensamiento elástico en tu trabajo?

El pensamiento elástico es la capacidad de resolver problemas de forma diferenteFoto: Shutterstock

En el 2016 llegó Pokémon Go y en pocos días se convirtió en un éxito, su realidad virtual aumentada que sólo requiere una cámara de teléfono celular para capturar “criaturas” era algo simplemente irresistible.

Tal fue la innovación del juego que en dos semanas ya lo jugaban 30 millones de estadounidenses. Incluso, en Google la palabra Pokémon fue lo más buscado, superando a la más popular: porno.

Dicha idea, creada por exempleados de la división Geo de Google, fue posible gracias a que no se conformaron con crear un videojuego más, a que ignoraron el deseo de las personas de tener un juego que no requiriera actividad física y a que se atrevieron a desarrollar una idea que podría parecer disparatada para algunos. Supieron desarrollar su pensamiento elástico para innovar, pero ¿qué es esto?

Leonard Mlodinow, autor del libro Elástico, el poder del pensamiento flexible, explica que este pensamiento es la capacidad de resolver problemas de forma diferente, es decir, ir más allá de lo establecido, dejar de tener el pensamiento lineal a tener uno “de abajo hacia arriba”. Se trata de estirar la mente.

“Se llega a conclusiones de forma ascendente y está más impulsado por las emociones, se adapta a la integración de información diversa al descifrar enigmas y encontrar nuevos métodos para resolver problemas difíciles. También permite considerar ideas inusuales o incluso extrañas, lo que alimenta la creatividad”, describe en su libro.

Este pensamiento no es nuevo, ha evolucionado para que pudiéramos sobrevivir; sin embargo, muchos lo han olvidado o se ha desarrollado más en artistas, escritores o científicos. La buena noticia es que se puede desenvolver y aplicarlo para crecer laboralmente y para tener un mejor desarrollo personal.

Google y Uber también son producto de este pensamiento.

Rompe las reglas

Para Mlodinow, debemos ser atacantes de problemas, pues es necesario para sobrevivir, pero hay que dejar de hacerlo de la forma tradicional o lo que todos esperan, hay que atreverse a romper reglas.

“El pensamiento analítico lógico es muy bueno cuando intentas resolver un problema que has visto antes. Puedes utilizar métodos y técnicas conocidos para abordar cualquier problema que estés enfrentando, pero el pensamiento elástico es lo que necesitas cuando las circunstancias cambian y estás tratando algo nuevo. No se trata de seguir reglas”.

Una de las razones de no cambiar es la influencia cultural porque causa un enfoque hacia los problemas difícil de cambiar, pero también conocer nuevas culturas ayuda a abrir la mente e incrementar la elasticidad de pensamiento.


Libera el cerebro

Para esta transformación, primero hay que tener una mente relajada, un problema en la actualidad donde pasamos la mayor parte del tiempo ocupados.

“Una mente relajada explora ideas nuevas; una ocupada busca las ideas que le resultan más familiares, que suelen ser las menos interesantes”.

Hay que luchar contra las intrusiones y tener tiempos de desconexión haciendo cosas sin sentido pero reconfortantes.

Incluso procrastinar un poco puede ser una vía útil; no se trata de “holgazanear”, sino de sacar el lado artístico.

También se trata de soñar despierto, porque permite encontrar soluciones poco convencionales e innovadoras, al igual que ser feliz porque las emociones positivas impulsan a considerar una gama más amplia de pensamientos y acciones .

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario