Psicología positiva, clave para afrontar las adversidades

Foto: Shutterstock

Cada vez más empresas se preocupan por ser una organización incluyente, que cuide el bienestar físico y emocional de los empleados, una forma de lograrlo es por medio de psicología positiva, es decir, que los trabajadores se sientan a gusto con su labor y en la empresa se cree un sentido de compañerismo.

Estos puntos se engloban en una empresa resiliente, aquella que tiene la capacidad de seguir funcionando bien ante situaciones adversas, en otras palabras, “florecer en un ambiente hostil”, refiere Marisa Salanova, catedrática y psicóloga de la Universidad Jaume I en España.

Para ser resiliente, la organización requiere estar convencida de que la psicología positiva funciona y que es importante para la empresa, después requiere tomar una actitud proactiva y adquirir poco a poco las habilidades para reaccionar de la mejor manera ante la adversidad.

Una de las formas para adquirir resiliencia es mejorar el optimismo en los empleados a fin de que ellos le den sentido a lo que hacen, también puede entrenarse a los líderes a nivel positivo para que transmitan la energía, se fomenten la innovación y creatividad, fundamentales en situaciones negativas y sobre todo ver las cosas de forma positiva.

En este sentido, la resilencia psicológica es fundamental para actuar de la mejor manera ante las complicaciones que se presenten. Por ejemplo, después del sismo del 19 de septiembre muchos empleados sufrieron estrés postraumático, algunas empresas atendieron adecuadamente a los trabajadores porque contaban con un plan resiliente de salud emocional, otras, aunque no tenían establecidos una metodología psicológica supieron cómo reaccionar, pero hubieron otras que pasaron por alto ese hecho.

Incluso, al pasar del tiempo, los empleados aún se sienten con temor de sufrir otro evento como el ocurrido en septiembre y algunos aún no han atendido este estrés postraumático, por ello es fundamental que las empresas implementen, si es que aún no cuentan con ello, un mecanismo de resiliencia psicológica a fin de contar con los recursos psicológicos para atender a los trabajadores.

“Es como preparar tu mochila de recursos psicológico positivos, para que cuando llegue la adversidad se pueda tener una caída lo menos traumática posible, esta psicología positiva actúa como un paracaídas que te protege de las caídas futuras”, menciona Marisa Salanova.

Por su parte, Rosalinda Ballesteros, directora del Instituto de Ciencias de la Felicidad de la Universidad Tecmilenio precisa que "es normal y natural que a todos nos pasen cosas que no quisiéramos que nos sucedan, y el simple hecho de entender que van a suceder nos ayuda a prepararnos para generar ese capital psicológico”.

De esta forma, a nivel personal puede empezarse con cosas sencillas y cotidianas como buscar la forma de resignificar el tráfico y el tiempo en el trabajo, y poco a poco desarrollar el sentido de positividad y esperanza, para que cuando lleguen sucesos como el sismo, se tengan mejores recursos para enfrentarlos.

Modelo Hero

Para desarrollar una organización saludable, que lleve a cabo prácticas de
intervención positivas que mejoren la salud de sus empleados y los procesos, Marisa Salanova desarrolló el modelo HERO que consiste es un análisis 360º de la salud psicológica de la organización y la forma en que esta repercute en el nivel de satisfacción de los clientes y empleados.

El modelo se enfoca en tres puntos; los recursos y prácticas organizacionales saludables, empleados saludables y la relación positivas con el entorno.

A partir del diagnóstico, “se conocen las fortalezas de la organización y se proponen acciones de optimización para el funcionamiento óptimo de la misma”, finaliza Marisa Salanova.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.