Proteja su patrimonio ante las pérdidas por inundaciones

Foto: Shutterstock

Las fuertes lluvias presentadas en la Ciudad de México y a lo largo de la República Mexicana han provocado inundaciones que han afectado a cientos de viviendas y comercios.

Se calcula que en temporada de lluvias incrementa hasta 60% las reclamaciones de comercio que sufren afectaciones provocadas por fenómeno hidrometeorologico.

Además, sólo 5% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) cuentan con un seguro que las proteja de las perdidas ocasionadas por estos fenómenos, que pueden llegar a ser de 15,000 hasta 100,000 pesos por día, que es un estimado de la facturación diaria, aunque ello depende del giro de la compañía, menciona Daniel Ramírez, gerente de líneas estandarizadas en daños de Axa seguros.

Entre los daños que puede tener una empresa por la lluvia y sus consecuencias como deslave en zonas cernas a cerros, avalancha de lodo, huracanes, tsunamis o granizo son daños a la construcción, equipo electrónico o de fabricación, mercancía e inmuebles.

“En el mejor de los casos las inundaciones desaparecen en una horas, pero en otros más severos, como en Tabasco, las inundaciones no se deben a la deficiencia del drenaje, sino el desbordamiento de ríos, aquí toma días en que el agua se vaya y la ciudad quede limpia”, señala en entrevista Daniel Ramírez.

Por ello es necesario que las empresas cuenten con seguro contra fenómenos hidrometereologicos que ampara a los empresarios ante los daños que causa el agua en todas sus modalidades y cubre todos los gastos que el asegurado tendría que hacer limpiar el inmueble.

Lo único que no está cubierto por la póliza es la perdida de utilidades, es decir lo que el empresario deja de ganar por no poder vender u operar, lo cual, de acuerdo a Daniel Ramírez es una cobertura estandarizada en el mercado.

Deducible

El costo de la cobertura varía de acuerdo a la zona en la que se ubica la pyme, porque las áreas costeras están más expuestos y los daños pudieran ser mayores, en este sentido el deducible también va de acuerdo a la localidad; sin embargo, se maneja un monto estandarizado que puede ser de 1 o 2% sobre la suma asegurada.

También existe el coaseguro, que se refiere a la cobertura de bienes que están fuera del negocio. Para amparar esos bienes se necesita tener una cobertura extra que se llama bienes bajo convenio expreso y estos por tener una exposición mayor tienen un deducible más alto que va desde 10% hasta 15 por ciento.

“Estamos buscando que cada vez haya más mexicanos mejor asegurados”, finaliza Daniel Ramírez.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.