Protección al cliente, prioridad de regulación fintech: BID

Foto: Shutterstock

Cualquier país que pretenda regular a las fintech debe de crear una regulación enfocada en la protección al cliente, en la prevención del lavado de dinero y evitar que este tipo representen un riesgo sistémico, afirmó Juan Ketterer, jefe de la División de Mercados de Capital e Instituciones Financieras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En entrevista, Ketterer indicó que la protección al cliente debe de ser fundamental en cualquier regulación que se pretenda aplicar a las fintech, debido a que en caso de que se dé algún evento significativo de estafa, esto impactará de manera negativa tanto en el usuario como en el propio ecosistema de este tipo de plataformas.

“El tema regulatorio siempre se tiene que analizar con un método, el cual tiene que llevar a tres temas: uno, el riesgo sistémico, protección al consumidor y tercero es todo lo relativo a actividades ilegales y lavado de dinero”, explicó el funcionario del BID.

“En las fintech, agregó, el tema de un riesgo sistémico no existe todavía porque es muy pequeño el ecosistema, pero hay que preverlo para un futuro. Los temas importantes que hay que prever son la protección al consumidor, que no se genere una situación en la cual se vea estafada una persona porque luego esto irá en contra del propio ecosistema fintech, así como el tema de prevenir las actividades ilegales o de lavado de dinero”.

En México, desde hace algunos meses la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentó el borrador de la ley de Tecnología Financiera, la cual se prevé sea presentada en septiembre próximo en el Congreso de la Unión.

De acuerdo con dicho borrador, la ley se basaría en cinco ejes: profundización financiera, protección al consumidor, preservación del sistema financiero, promoción de la competencia y la prevención del lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Con esta ley se regularán principalmente las actividades de las plataformas de fondeo colectivo (crowdfunding), de medios de pago electrónico y las enfocadas a la administración de activos virtuales.

Ketterer acotó que uno de los puntos importantes de la regulación que han implementado algunos países son los espacios transitorios que se contemplan en este tipo de normativas con la finalidad de saber qué tipo de reglas específicas tienen que cumplir las fintech de acuerdo con su modelo de negocio.

“Hoy en día lo que se está haciendo en la mayoría de los países es establecer entornos regulados transitorios y de prueba para ir ajustando (la normativa) conforme a estos fenómenos y a estas actividades de negocio que van avanzando”, expresó.

El primer borrador de la ley de Tecnología Financiera contempla este tipo de espacio, conocido como Regulatory Sandbox, que según los expertos ha dado muy buenos resultados en países como el Reino Unido, debido a que permite el nacimiento de innovaciones aplicadas a los servicios financieros.

Para Ketterer, esto es algo benéfico para el entorno fintech, debido a que no se pueden imponer las mismas reglas del sistema financiero tradicional a este tipo de plataformas.

Según el funcionario del BID, con la llegada de las fintech al sistema financiero, las instituciones tradicionales también deben de voltear a ver este tipo de desarrollos, con la finalidad de que puedan implementarlos en su operatividad en beneficio de su cliente.

“Lo que es importante es ver que este tipo de inversiones en estas innovaciones ya no son una opción, sino una obligación, quien no lo haga se quedará atrás y más tarde o más temprano se separará del pelotón (...) Todos los bancos y todas las entidades financieras deberían ya estar en la frontera de este tipo de desarrollos”, mencionó.

Ketterer enfatizó que América Latina se ha posicionado como una región donde se ha tenido un crecimiento importante de empresas fintech; sin embargo, todavía se encuentra por debajo de Europa, Estados Unidos y China.

De acuerdo con el BID se tienen identificadas a 703 plataformas fintech localizadas en 15 de los 18 países de América Latina; Brasil es el país con el mayor número de fintech, con 230, seguido de México, que cuenta con 180 y Colombia, que tiene 84.

Plataformas fintech, preocupadas con la normativa

Aunque es un hecho que es necesaria una normativa que regule las actividades financieras que se hacen por medio de la tecnología, hay puntos que contiene el borrador de la ley de Tecnología Financiera que preocupan a las fintech.

Recientemente, Josu San Martin del Nozal, director general de la organización FinTech México, indicó que el borrador presenta una ley bastante rígida, que en caso de ser aprobada como está no correspondería a la realidad del ecosistema actual.

“Tenemos una ley bastante rígida, es obsoleta, regula actividades de hace un año (...) entonces ésta es la situación y por suerte hay un diálogo bastante bueno con las autoridades y están escuchando las inquietudes del sector”, comentó San Martín del Nozal en un foro sobre el tema.

Ahí mismo, Juan Carlos Flores Acevedo, director general de la plataforma de crowdfunding Doopla, comentó que un punto preocupante de dicha ley es el de pedir autorización a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) cuando se busque recabar capital de fondos de inversión de riesgo para este tipo de plataformas.

“Se me hace ridículo que pidamos la autorización de la CNBV cuando levantemos más de 5% de capital (...) por ejemplo, si un fondo de inversión quiere aportar a la plataforma, yo tendré que pedir la autorización previa de la CNBV con toda la documentación que se requiere, en ese momento se cae el deal, mata la inversión de riesgo”, dijo Flores Acevedo.

“También me preocupa el punto donde dice que las entidades financieras tradicionales pueden invertir en las plataformas fintech, pero no puede haber sinergias en temas operativos, ni de mercadotecnia ni nada, entonces ¿cuál es el incentivo de invertir?”, agregó.

Flores Acevedo expresó su preocupación por los límites que se impondrían a las fintech: “Si la ley dice que nada más se pueden fondear préstamos de hasta 20,000 pesos, entonces se mataría a la industria”

CRÉDITO: 
Fernando Gutiérrez / El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.