¿Porqué a los jóvenes les atrae trabajar en el Gobierno Federal?

Foto: Shutterstock

A pesar de los recortes de personal y la reducción de prestaciones laborales, el gobierno federal se mantiene como una de las fuentes de trabajo más atractivas para los universitarios del país.

De acuerdo con la encuesta Los empleadores más atractivos en México 2019, que elabora la firma sueca Universum entre estudiantes de educación superior, el gobierno federal, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) están entre las mejores marcas empleadoras del país para los jóvenes.

La administración pública encabeza la lista en tres de los cinco sectores en los que se divide la encuesta: Ciencias Naturales, Leyes y Humanidades, y Medicina y Ciencias de la Salud. En las otras dos categorías, Negocios e Ingeniería y Tecnologías de la Información, el gobierno ocupa los lugares tres y siete, respectivamente.

Victoria Amado, vocera para América Latina de Universum, explica que son dos las razones principales por las que el gobierno sigue siendo atractivo entre los estudiantes. La primera es porque consideran que trabajar en el sector público les da un mayor sentido de propósito; la segunda, porque todavía se considera que hay buenas prestaciones, como el tiempo de vacaciones y horarios de trabajo más fijos.

“La razón principal por la que el gobierno federal está arriba en los grupos del ranking tiene muchísimo que ver en cómo los jóvenes valoran el propósito. Trabajar para una entidad, como suma de todas las entidades gubernamentales, es atractivo porque es poder trabajar para algo que tiene propósito, sentir que lo que hacen tiene algo de impacto en el mundo y que va a repercutir en el bienestar de la sociedad. Es súper importante para los jóvenes”, comenta en conversación con El Economista.

La encuesta 2019 fue realizada entre 40,921 estudiantes de 143 universidades públicas y privadas, provenientes de 97 áreas de estudio diferentes.

Marcas de renombre

Google, Coca-Cola, Bayer, Nestlé, Microsoft, Audi, Volkswagen y Aeroméxico son algunas de las empresas que los universitarios consideran entre los mejores empleadores del país. Las posiciones que ocupan estas marcas a la cabeza de los rankings se han mantenido con algunas variaciones en los últimos ejercicios, a ellas se sumaron este año compañías como Walt Disney, Nike y la Bolsa Mexicana de Valores.

Victoria Amado explica que para el caso de México se ha observado, desde la medición del 2018, la tendencia de compañías extranjeras grandes entrando inmediatamente al Top 10 de los empleadores más atractivos de los diferentes sectores.

Este comportamiento, puntualiza, está relacionado con la nueva cultura laboral que han traído a México estas empresas, con alternativas flexibles de trabajo muy pensadas en la generación joven.

“También es un tema aspiracional de los universitarios y eso juega un papel en la mente de las personas. Así no contraten, de todas formas está bien posicionado como un lugar ideal donde trabajar”, comenta.

Sin embargo, destaca la especialista, las nuevas tendencias laborales están siendo tomadas en cuenta con mayor seriedad por otro tipo de empresas que buscan posicionarse como una buena marca empleadora para atraer al mejor talento joven.

“Este año hemos empezado a percibir mucho más interés de las compañías para plantear una estrategia de marca empleadora más fuerte, para tratar de entender a los jóvenes y empezar a adaptarse. Se empiezan a dar cuenta que el juego es distinto y que es importante entender al talento, que ya no se pueden hacer las cosas como hace 30 años, porque para las nuevas generaciones no es tan atractivo”, expone.

Pero no sólo las empresas están evolucionando, también los jóvenes. Con la llegada de la generación Z, también conocidos como Centennials, a las universidades y al mundo laboral ya se comienzan a ver los primeros cambios, se trata de un grupo que valora mucho más el desarrollo profesional y tener un plan de carrera. Esto puede ser aprovechado por las empresas, destaca, pues esta nueva generación está mucho más dispuesta que los Millennials a invertir en un empleador.

CRÉDITO: 
Felipe Morales Fredes / Factor Capital Humano