Pandemia, oportunidad para mejorar experiencia de empleados

Las empresas trabajan más en el bienestar de las personas. Foto: Especial

Entre todas las desgracias que trajo consigo la pandemia a las empresas, también ha traído cosas buenas, como la oportunidad de reinventarse y preocuparse más por cosas que podían haberse dado por sentadas, por ejemplo, la experiencia que tienen los empleados al laborar en la compañía.

“Le damos mucho peso al talento porque si no tenemos a las personas adecuadas en los puestos correctos, no podríamos hacer mucho. Hoy sabemos la importancia de cada una de las personas que tenemos dentro de la empresa, y cada uno de nosotros, desde el director a las cabezas de los departamentos, tenemos un cuidado especial con cada uno de ellos que nos hace sentir como una gran familia”, expuso en entrevista con El Empresario, Ricardo Medina, CEO y fundador de CCIMA Grupo, especializado en el desarrollo de lotes industriales y residenciales.

Detalló que este reenfoque a la parte laboral, es lo que les ha permitido mantenerse vigentes durante la crisis sanitaria y cambiar muchas de las políticas que se tenían respecto a la parte laboral, por ejemplo, poner mayor atención en la parte de salud física y emocional, y sobre todo, ser más sensibles con las personas.

Respecto a la sensibilidad, resaltó que como empresa, la prioridad siempre ha sido el estar cerca de las personas, pero fue a partir de la pandemia que esta sensibilización aumentó y cambió el modelo de negocios: la prioridad no es solo generar números, sino estar al pendiente de las emociones de la gente.

“Somos una empresa sensible que le importan las emociones y estados de cada uno de los colaboradores, cómo están en su día a día, si tienen algún problema, etc. Esto es muy importante para nosotros, porque si no están bien emocionalmente e internamente, el trabajo no será el mejor”.

Esto se suma al cambio que muchas empresas de diferentes sectores están haciendo en el mundo, que dejan del lado los números de ventas e ingresos, para poner mayor atención en las personas, dejándolas de ver como un elemento más y considerándolas un socio o aliado primordial de la organización.

En el caso de CCIMA, una de las medidas que implementaron para tener un mejor control de la salud emocional de los colaboradores es el apoyo psicológico, médico u otra opción necesaria para ayudar a resolver el conflicto que tenga la persona.

Medidas de acción

Actualmente, Grupo CCIMA cuenta con más de 600 colaboradores, siendo el personal joven (de los 25 a 35 años) los de mayor presencia, por lo que es primordial adaptarse a los cambios y hacer modificaciones acorde a las necesidades del talento y exigencias del entorno.

Por ello, ante la pandemia, Medina mencionó que otro de los cambios que hicieron para seguir vigentes y sobre todo, cuidar al talento en todas las formas posibles, fue crear nuevos modelos de comunicación a través de tecnologías como Zoom porque antes era muy de juntas en las oficinas.

“Tenemos salas de juntas que hoy se ocupan menos y aunque muchos ya volvieron a las oficinas, la comunicación ya cambió y eso lo hemos dejado porque nos ayudó a tener juntas más efectivas”.

Asimismo, trabajaron en la resiliencia, que si bien ya estaba presente en la empresa desde el comienzo y sabían que podían hacer cambios en cualquier momento dependiendo las circunstancias, no sabían que tan importante podía ser eso en un momento crítico como el de pandemia.

También cambiaron su visión estratégica a corto y mediano plazo, diversificaron sus productos y la forma de comercializar.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario