Operadora Rovili opta por diversificar sus servicios

Foto: Cortesía

Con la visión de ir siempre un paso adelante en un segmento tan competido como es el mercado de arrendamiento en la Ciudad de México, Operadora ROVILI diversificó su negocio para apuntalarse como una organización que ofrezca a sus clientes nuevos servicios, que les permitan disfrutar de una grata experiencia.

Roberto Vidales Guerrero, abogado de profesión, fundó en 1957 un despacho jurídico para ofrecer servicios de asesoría civil y mercantil. Entre sus diferentes áreas de experiencia está el arrendamiento inmobiliario, del que elaboró contratos para grandes cooperativas pesqueras de Ensenada, en Baja California y Santa Mónica California, en los Estados Unidos.

En 1969, Vidales Guerrero inició un nuevo proyecto en la industria inmobiliaria: adquirió bienes en la ciudad de México para proveer a los citadinos de una vivienda digna. El abogado-empresario combinó su actividad como legalista y con la del arrendamiento inmobiliario, hasta que en el 2002 se incorporó formalmente al negocio de arrendamiento su hijo Roberto Vidales Linares, quien había terminado sus estudios en el Glion Institute of Higher Education con sede en Suiza.


Los conocimientos sobre hospitalidad y la calidad del servicio pronto favorecieron el crecimiento de la empresa, elevando su ocupación de un 61% a 97% en el lapso de un año. A la fecha conserva ese porcentaje de ocupación.

En el 2013, Roberto Vidales hijo crea con la aprobación de su padre Operadora Rovili, y siempre con la inquietud de ofrecer nuevos servicios y mejores experiencias a sus clientes, busca abrirse a nuevos mercados y mantenerse competitivo. Para ello, recurre a la Aceleradora de Negocios IDEARSE de la Universidad Anáhuac, cuyos expertos analizan y recomiendan al emprendedor un proceso integral de intervención, cuyo objetivo es potencializar la experiencia y el liderazgo de la empresa.

Durante el proceso de intervención, y a través de la activa participación del personal, se redefine la misión y la visión de la organización, así como los valores que comparten quienes conforman el equipo. También se lleva a cabo el reordenamiento de los roles, para ello se realizaron entrevistas, uno a uno, con los ocupantes de los diferentes puestos para definir nuevos perfiles, además de que se trabajó en la gestión del modelo de indicadores de efectividad.

Una de las acciones más destacadas fue la creación de dos nuevas unidades de negocio. Una para el servicio de hospedaje, a través de la aplicación Airbnb, cuyo objetivo es ofrecer una experiencia de alojamiento diferente a la tradicional y sobre todo acercarse a un mercado internacional, línea de servicio que la empresa venía desarrollando. La otra unidad fue para servicios de asesoría y consultoría en temas de arrendamiento inmobiliario, a través de su área jurídica, aprovechando el legado de Roberto Vidales padre.

Estas dos unidades de negocio abren a Operadora Rovili nuevas oportunidades de cara al 2017.

* El autor es consultor de la Aceleradora de Negocios IDEARSE-Anáhuac

idea@anahuac.mx

CRÉDITO: 
Angel Cortés Medina*

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.