No hay ganancia que valga si no se cuida a las personas

Paolo Cornero, director general de Ferrero de México y Centroamérica. Foto: Especial

Al comenzar una empresa siempre se buscan miles de estrategias para crecer, posicionarla como líder, hacer que prevalezca por años y, de ser posible, que tenga un alcance mundial. Por ello, se piensa en marketing o ventas, pero si realmente se quiere tener éxito, entre los pilares que deben tenerse en cuenta está cuidar a las personas.

Muestra de ello es Ferrero, empresa familiar italiana que desde sus comienzos no sólo creó una crema de avellana y cacao, que era diferente a las demás, sino que en cada proceso pone a las personas como eje del negocio.

No hay ganancia ni utilidades que valgan la pena si no se cuida a las personas y al planeta”, afirmó Paolo Cornero, director general de Ferrero de México y Centroamérica.

Durante la presentación del IX Reporte de Responsabilidad Corporativa, explicó que su plan de negocios se basa en cinco pilares que aseguran buena calidad de sus productos y un compromiso con los clientes. “Más que una responsabilidad corporativa, es un proceso de economía circular”.

Los pilares

El primer pilar es el de crear empaques que ofrecen protección y aseguran el producto y 85% son reciclables, cifra que se pretende alcanzar 100% en los próximos años.

Elegir es el segundo rubro, que consiste en seleccionar los mejores ingredientes con criterios de sustentabilidad. Por ejemplo, 70% del cacao es sustentable, así como 46% del azúcar de caña y 100% del aceite de palma. De las avellanas, 25% son trazables. La meta para el 2020 es alcanzar 100% de todos los suministros.

Asimismo, desde el 2014, 100% de los huevos que se utilizan en la Unión Europea proviene de gallinas criadas en libertad, es decir, no contienen productos químicos y no sufren maltrato. El plan siguiente es lograr esta crianza en México para el 2025.

El tercer pilar es laborar y gestionar eficazmente la operación. En este caso, 50% de la energía producida es propia y 20% renovable que se busca incrementar a 75% en México para el siguiente año. También tienen una planta de tratado de agua y el siguiente paso es inaugurar una segunda.

El cuarto pilar es almacenar los productos con la mayor sustentabilidad y evitando desperdicios.

Finalmente, está el pilar de los consumidores, a quienes se cuidan y se les aporta toda la información necesaria para promover un consumo responsable. También tienen políticas de ética publicitaria.

“Queremos estar en el camino correcto para garantizar la mayor sustentabilidad en beneficio del planeta”.

Cuidado de la sociedad

Cornero aseguró que otras de sus acciones son el cuidado de la salud de los consumidores, principalmente de los niños en quienes promueve la activación física como es el programa Kinder+sports, que consiste en realizar, los fines de semana, diferentes actividades con sus familias que pueden replicarse en casa. A la fecha se han beneficiado más de 4 millones de jóvenes y niños en 30 países, incluyendo México; lo realizan 75 comunidades de Ciudad de México, Guanajuato y Guadalajara.

En relación con los juguetes que contiene cada huevito (4,000 millones vendidos al año con una oferta de 500 juguetes), son diseñados por un equipo disciplinario especializado en procesos cognitivos, emocionales y motrices que ayudan al buen crecimiento de los niños.

Añadió que uno de los estados más especiales para el grupo es Guanajuato, donde tiene su fábrica generando miles de empleos y apoya a comunidades a través de diferentes proyectos como la rehabilitación de dos escuelas en el 2018, que requirió una inversión de 4.1 millones de pesos.

“Si los niños son felices hoy, serán mejores adultos mañana y el futuro será mejor”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario