No basta con ser un experto digital

Empresas buscan candidatos con habilidades interpersonales desarrolladas. Foto: Shutterstock

Los frikis de la tecnología están perdiendo su brillo. Las organizaciones demandan profesionales con conocimientos tecnológicos que desarrollen las capacidades interpersonales. Además, las empresas muy vinculadas al ámbito digital valoran cada vez más la actitud colaborativa del candidato que se postula a una vacante.

En la actualidad la innovación marca el ritmo empresarial y contar con los candidatos más preparados es crucial; sin embargo, los conocimientos digitales que hace apenas un par de años abrían las puertas del empleo ya no bastan para trabajar en una organización.

Gemma Mercadal, psicóloga de AddVante, firma de servicios profesionales, asegura que es necesario “tener un buen perfil técnico para encajar en muchas de las empresas, pero la realidad nos dice que no es suficiente. Los proyectos de aspecto tecnológico han adquirido tal complejidad que es prácticamente imposible que una persona aislada los pueda desarrollar.

Desde esta perspectiva se vuelven imprescindibles las competencias interpersonales, comunicación, trabajo en equipo, negociación, influencia (...) en definitiva aquellas que ayudan a relacionarse de manera efectiva”.

Para desplegar estas competencias, “es básico desarrollar las capacidades intrapersonales, las que nos permiten gestionarnos a nosotros mismos, como el autocontrol, la estabilidad emocional, la autoconfianza o la resistencia a la adversidad”, resume Mercadal.

No se trata sólo de una percepción personal. Spring Professional, la consultora de selección de mandos intermedios, medios y directivos de Grupo Adecco, publicaba esta semana su informe de Los más buscados del futuro, en el cual destacan el manager digital, el experto en seguridad y el ingeniero en inteligencia artificial como los más demandados por las empresas.

Las compañías quieren personas que, además de su actividad tecnológica, puedan interactuar, trabajar en equipo y demostrar una actitud colaborativa.

Éstos son los ingredientes básicos necesarios para encajar en las organizaciones de hoy en las que conviven hasta cinco generaciones con maneras de trabajar diferentes. Incluso las empresas de reciente creación y muy vinculadas al ámbito tecnológico comienzan a preocuparse por detectar y analizar esas habilidades entre sus perfiles.

CRÉDITO: 
Expansión / España