NetSuite genera lazos familiares, no de venta

Evan Goldberz, vicepresidente ejecutivo de Oracle NetSuite. Foto: Especial

Las Vegas, Nevada. Crear lazos familiares y no de cliente a marca es una de las cualidades de NetSuite, sistema de gestión empresarial de Oracle.

La compañía sabe que el cambio tecnológico es inminente y que en esta transición que tienen las pequeñas y medianas empresas en torno a la adopción de sistemas ERP, es decir, sistema de planificación de recursos empresariales, se necesita un acompañamiento de la mano y no a un proveedor de tecnología.

“En Oracle y NetSuite nos propusimos crear servicios y no productos. No se trata de sólo dar suscripciones, sino de que la gente tenga la confianza de que les damos el respaldo. Nuestro objetivo siempre ha sido estar cerca de los clientes”, dijo en entrevista Evan Goldberg, vicepresidente ejecutivo de Oracle NetSuite.

La idea es que ambos crezcan juntos, porque “si la compañía crece, también lo hacemos (…) Para nosotros no es un cliente, es parte de la familia”, precisó Evan.

Esto lo logran a partir del trato personalizado y aunque a veces sea sólo por medio de teléfono, los ejecutivos de NetSuite conocen las dolencias de cada compañía.

Una forma de realizar este acercamiento es por medio de eventos como el Suite World 2019, que se realizó del 1 al 5 de abril en Las Vegas, Nevada, donde más de 10,000 personas estuvieron presentes, entre clientes y prospectos.

Ahí, el personal de NetSuite y el mismo Evan recorrieron el evento y platicaron con los asistentes para conocer su negocio y saber cómo la empresa puede ayudarlos.

“Conoces a gente sorprendente y te sientes inspirado. Nosotros tenemos el mejor trabajo, porque escuchas a personas que construyen empresas, es imposible no emocionarte”, dijo Evan.

Gustavo Moussalli, jefe de NetSuite de Oracle para Latinoamérica, precisó que la herramienta ayuda a que las empresas tengan mayor gestión de sus procesos financieros y transparencia del mercado.

“Cuando damos servicios tenemos que buscar la satisfacción del cliente, más que generar una venta. Al final del día estamos empoderando a nuestros clientes”.

México es un mercado clave para NetSuite, pues es el primer país al que llegará SuiteSuccess, una solución definida para sectores como manufactura, e-commerce y mayoristas, mencionó Gustavo.

Precisó que cuando los clientes llegan requieren visibilidad de su negocio, de la contabilidad, datos que les permitan tomar acciones inmediatas

Un ejemplo de compañías mexicanas que han implementado NetSuite son NCH Corporation, empresa de mantenimiento industrial y tratamiento de agua, así como Semex, compañía familiar que ofrece soluciones para el control del tránsito en calles y carreteras.

Milagros Otero, directora de Tecnología de la Información de NCH, dijo que NetSuite ha permitido que la empresa tenga visibilidad del negocio: “Hoy en día tenemos la información al día y podemos tomar decisiones en el momento, eso ha sido una de las grandes ventajas”. Además, les permite hacer correcciones y no esperar a fin de mes.

NCH inició con la adopción de NetSuite hace cinco años en Perú, después El Salvador y Panamá, para finalmente llegar al mercado más grande de Latinoamérica, México.

Las primeras implementaciones fueron ejemplo para los demás países y aunque la tecnología brinda cada paso a seguir, NCH tomó a los mejores de cada departamento para compartir su experiencia y asesorar en la implementación.

Semex es una empresa con más de 65 años de historia, el adoptar NetSuite requirió un proceso de transformación digital interno, que tenía como objetivo contar con información accesible y segura.

Gerardo Morales, director de Tecnología de la Información de Semex, expresó que es un gran cambio. “Venimos de 10 años de usar otro ERP, y como todas las migraciones de todos los ERP duele el cambio. Uno de los puntos importantes fue la dirección de la compañía, que a pesar de ser una empresa familiar y detener el tema de que son reacios al cambio, tenemos mucho apoyo de ellos, nos ayudaron a explicar el porqué del cambio”, comentó.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario