Necesario replantear tiempo dedicado al trabajo en México

En México se trabajan anualmente 2,148 horas. Foto: Especial

Por años se ha tenido la creencia de que entre más tiempo se dedique al trabajo, más productivos y exitosos seremos, pues se percibe como muestra de compromiso y profesionalismo; sin embargo, no es así, ya que el tiempo que se destina a trabajar no es reflejo de los niveles de productividad.

En México, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se trabajan anualmente 2,148 horas, cifra que nos coloca como el país que más horas trabaja del total de las naciones que integran este organismo internacional, lejos de la menor cantidad que destinan los alemanes con 1,363 horas trabajadas por año.

En contraste con las horas trabajadas, México es el país de la OCDE que tiene el nivel más bajo de productividad medido por Producto Interno Bruto por hora trabajada, con 19.85 horas, mientras que Irlanda -que está al frente- tiene 95.45 horas.

Las cifras mencionadas indican que es necesario mejorar la manera en que se labora, además de que el tiempo que se dedica al trabajo debe ser replanteado. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), considera que, para avanzar hacia el trabajo decente, el énfasis en el tiempo de trabajo es un paso importante.

El organismo internacional publicó recientemente el informe Guía para establecer una ordenación del tiempo de trabajo equilibrada, donde afirma que las tendencias económicas han generado horarios de trabajo cada vez más diversos, estas tendencias han incrementado la tensión entre las necesidades y las preferencias de los trabajadores, en lo que se refiere a horas de trabajo y las exigencias de los negocios.

La OIT considera que es notorio una mayor frecuencia en las relaciones de trabajo orientadas a resultados, la división del tiempo de trabajo en segmentos más pequeños y la expansión de las horas de apertura y de funcionamiento hacia lo que denomina una economía de 24 horas, y asegura que “la cuestión del tiempo de trabajo reviste una importancia particular para algunas cadenas mundiales de suministro.

La presión de la competencia y las prácticas en materia de adquisiciones suelen dar lugar a la ampliación excesiva de las jornadas laborales y la realización de un número considerable de horas extraordinarias”.

Frente a este panorama y de acuerdo con el Dr. Raúl Beyruti, presidente de GINgroup, “lograr resultados en productividad es vital para las empresas y se ha demostrado que no es mediante la extensión de la jornada de trabajo, pues existen otros de recursos, como la tecnología y la capacitación constante.

Es importante entender que las jornadas justas de trabajo y el descanso son derechos laborales que en GINgroup respetamos; además, hemos comprobado que la productividad se fortalece con la capacitación constante”.

La OIT plantea cinco dimensiones del trabajo decente ligados al tiempo laboral, estos son: tiempo de trabajo saludable, tiempo de trabajo productivo, tiempo de trabajo conveniente para la familia, igualdad de género a través del tiempo de trabajo y el quinto es elección e influencia del trabajador en su tiempo de trabajo.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario