Las mujeres necesitan tomar riesgos, creérsela y emprender

Camila Lecaros, Gabriela León y Deborah Dana nos platican sus retos al emprender. Foto: Especial

Aunque en los últimos años se ha impulsado el emprendimiento femenino, aún son pocas las mujeres que emprender. De acuerdo con la Radiografía del emprendedor, realizado por el Asociación de Emprendedores de México, tres de cada 10 emprendedores son mujer.

Camila Lecaros, directora de MassChallenge México dijo durante el foro Women Empowered realizado por la Egade Business School que “muchas veces nosotras no nos creemos nuestras propias ideas”, pues las mujeres suelen creer que no ha llegado la atracción que se necesita para dar el siguiente paso, y que lo que se requiere es “tomar el riesgo”.

En eso coincidió Gabriela León, cofundadora y CEO de Gresmex, empresa que creó una molécula para eliminar virus y bacterias.

“Creértela es el paso número uno, porque las mujeres muchas veces estamos minimizadas en no creer lo que podemos logar”.

Detalló que muchas mujeres no quieren tomar la responsabilidad que conlleva crecer y es aquí donde las empresas tiene que tomar la iniciativa y crear herramientas que les ayude a dar el siguiente paso, a romperé los miedos y barreras, enseñarles a hacer networking y buscar terminar con el machismo, porque muchas veces eso las suele detener.

Camila Lecaros dijo que suele ver a pocas mujeres en emprendimientos de oportunidad, es decir en negocios escalables y tecnológicos, pues estadísticamente las mujeres que emprenden lo hacen en el sector comercio o servicio y en la informalidad.

Deborah Dana, fundadora y CEO de Canasta Rosa, marketplace de mujeres emprendedoras precisó que el número de mujeres que emprende puede estar lejos de la realidad porque muchas lo hacen en la informalidad y en venta en línea.

“Tenemos que empezar a entender bien las definiciones y de dónde está saliendo la data. En nuestro país muchos de esos emprendedores informales son mujeres y son las que mueven la economía de nuestro país; son las que le están dando de comer a los niños, los están mandando a la escuela”.

Pon limites

Tener un equilibrio y poner límites son clave para llevar en armonía la vida personal y el emprendimiento, coinciden las emprendedoras, y eso aplica para cualquier líder no solo para las mujeres.

Concuerdan que se necesita el apoyo de la familia, del esposo; que apoyen y entienda el emprendimiento, pero también se requiere de la emprendedora sepa cuando dejar el negocio y estar con la familia, un equilibrio.

Camila recordó que cuando inició con MassChallenge no ponía limites, había juntas a cualquier hora, pero cuando fue mamá tuvo que poner más límites, pero ahora sabe que el ser madre no es el punto para comenzar a poner limites, que se deben ser parte de la vida. “Si lo logras vas a tener un vida mucho más sana”.

Deborah creía que al ser emprendedora iba a tener más tiempo para crianza, pero las cosas no fueron así, el negocio también consume tiempo. “Le recomiendo a las mujeres que trabajan y tienen otros roles (cuidado de la familia, de un familiar, etc), estar en el momento, trato de que cuando estoy trabajando estoy 100% en eso, y me organizo para estar ahí, y lo mismo, cuando estoy con mis hijos, me organizo para estar completamente con ellos”.

Para lograrlo, Deborah también sugiere rodearse de un equipo que tenga las mismas ideas que tu, que tengan el mismo objetivo pero con diferentes habilidades y aprender a delegar. Aunque este el negocio esté creciendo, no perder el contacto con el cliente.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario