Movilidad, gancho para retener talento

Foto: Cortesía

Estar en una empresa de 42,000 empleados, de los cuales 17,000 están en AL, y ser parte del exigente sector de las TI supone un reto conservar al personal clave.

En artículos anteriores se ha subrayado la importancia del recurso humano dentro de la empresa y consejos para retenerlo. Pero el mercado laboral no es uniforme y hay sectores, como el de la tecnología de la información (IT), donde los cazadores de talentos siempre están detrás de personal clave, así que ¿cómo evitar que éste se vaya?

Gabriel Pereyra vive todos los días esta situación como director de Recursos Humanos para América Latina de Indra, empresa con 42,000 empleados a nivel global, de los cuales 17,000 se concentran en la región latinoamericana y 2,000 más están en México.

“Para nosotros, un rato interesante para retener el talento es que todos nuestros empleados son ingenieros calificados con un nivel de exigencia muy grande”, expone el ejecutivo, quien tiene a su cargo 150 colaboradores en su departamento.

Entrevistado en el marco de Congreso Internacional de Recursos Humanos, celebrado en el Pepsi Center de la ciudad de México, Pereyra subraya que el concepto de compromiso cambió. Hoy en día el empleado decide dónde trabajar y los gestores de Recursos Humanos deben responder todos los días a la pregunta que se hace el talento: ¿por qué trabajo en esa empresa?

“Las compañías tiene que estar preparadas. El objetivo ya no es que ellos –los empleados- se comprometan con la empresa, sino generar las condiciones para que se sientan cómodos, que vean que es bueno comprometerse con un proyecto, mientras lo vean así van a durar. Nuestra labor es que todo los días prolonguen su estancia con la compañía, porque el día que ya quieran va a tener a cinco head hunter ofreciéndole trabajo”, explica.

IMPOSIBLE RETENERLOS A TODOS

El trabajo de Pereyra y su gente para retener el talento clave gira entorno a tres ejes: movilidad, formación y trabajo con los líderes. Cada uno supone un esfuerzo enorme y va aderezado con una cantidad nunca suficiente de comunicación y comprensión sobre cómo piensan las nuevas generaciones.

Pereyra parte de la siguiente premisa: en un mercado como el de la TI es imposible retener a todo el mundo. De ahí la necesidad de identificar aquel talento que mejor se adapta al estilo de trabajo de Indra y al que quieren desarrollar. Para ello, la empresa echa mano de uno de sus principales atractivos: la movilidad en los más de 130 países en los que está presente.

“Uno de los principales motivos por los que los jóvenes eligen a una empresa es por el desarrollo de su carrera y enfrentarse a objetivos retadores. En Indra les brindamos esa puerta internacional para su desarrollo, lo que a la par genera un compromiso con la empresa, identidad y sentido de permanencia”.

La formación de talento es uno de los compromisos fuertes que se ha impuesto la empresa, sí como el trabajo con los líderes, porque “hoy es bien conocido que las personas entran a las compañías por la marca y se van por los jefes”. Pereyra compara a aquellos que tienen problemas con la rotación de su personal con los que considera exitoso en ese rubro para ver si es posible aplicar las medidas que el segundo está llevando a cabo.

Y esto lleva a preguntar qué es un líder desde el punto de vista del entrevistado: “Un líder es quien entiende y saber leer las capacidades de su equipo de trabajo, quien reconoce que él solo no va a lograrlo y que necesita del trabajo de todos. Que tiene la confianza sufiente para dejar que los demás hagan y se equivoquen, dejar que aprendan y ser lo bastante inteligente para saber cuándo no hay posibilidad de error. Dar libertad, pero también pautas claras y objetivos, y saber predicar con el hecho”.

Ante el avance vertiginoso que presenten los jóvenes y la tecnología, los gestores de Recursos Humanos “deben entender que el liderazgo es terriblemente diferente. “Ya no se lidera por jerarquía. Los jóvenes hoy respetan el conocimiento, la integridad y la humildad para reconocer que no lo sé todo”.

Movilidad, formación y trabajo con los líderes, así resume el directivo la labor diaria dentro de Indra, y que se suma a generar el mejor clima laboral posible. “Es muy duro. El sector de las TI es uno de los más duros de trabajar y los que estamos ahí lo sabemos”, indica.

Con estas medidas, Pereyra considera que han tenido éxito en retener a personal clave. “Todos nuestros indicadores son muy saludables, estamos siendo muy exigentes en retener al talento que queremos mantener. Tenemos un target de 75 u 80% y queremos aumentarlo”, finaliza el entrevistado.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario